Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

El monumento del Ebro

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha hecho una propuesta menos acertada de lo que acostumbra: retirar el monumento a la Batalla del Ebro.

Sería mejor cambiarle el sentido, que es lo que se ha hecho con tantos monumentos a los caídos levantados por el franquismo. Anton Monner, que tuvo dos familiares muertos, uno en cada bando, es de esta opinión. Es lo que pide Manuela Carmena para el Valle de los Caídos: cambiarle el nombre por Valle de la Paz, pero no derribarlo.

El Ayuntamiento de Tortosa quiere hacer un referéndum entre los vecinos, pero Ribó les dice que no, porque –dice– puede hacer aflorar odios pasados. ¿Y derribarlo no? Curioso que el ‘dret a decidir’ no se admita en este caso.

Ribó argumenta: es que quitarlo se desprende de la ley (de la Memòria Històrica) y por ello no cabe votarlo. ¿Pero no estamos cansados de decir que la ley no puede entorpecer la democracia?

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También