Más de Opinión

En el corazón de Europa

ANTONI COLL I GILABERT

Whatsapp
En el corazón de Europa

En el corazón de Europa

Eslovaquia se independizó en 1993. Francisco visita estos días el país cuyas raíces cristianas se remontan al año 862, cuando el príncipe de Moravia escribió al emperador de Bizancio: «No entendemos ni griego ni latín (…) Enviadnos maestros que nos enseñen las Escrituras y su sentido». Y llegaron San Cirilo y San Metodio.

El domingo Polonia celebró la beatificación del cardenal Wyszynski, encarcelado por los comunistas de 1953 a 1956, y el mismo día Francisco –tras hacer escala en Hungría, donde clausuró el Congreso Eucarístico de Budapest– llegó a Eslovaquia, país de cinco millones de habitantes, de los que cuatro se confiesan católicos.

Polonia, Hungría y Eslovaquia muestran esta semana que el catolicismo sigue vivo en el corazón de Europa.

Temas

Comentarios

Lea También