Más de Opinión

En un país normal

XAVIER FERNÁNDEZ JOSÉ

Whatsapp
XAVIER FERNÁNDEZ JOSÉ

XAVIER FERNÁNDEZ JOSÉ

El Ayuntamiento de Tarragona sacó pecho el sábado de haber reparado el desastre de agujerear un tramo de la muralla y un mosaico de la Minerva al instalar un andamio.

En un país normal, algún alto cargo político hubiese asumido responsabilidades por la chapuza. No porque tenga ninguna culpa ‘directa’, claro, sino por la ‘culpa in vigilando’. Así la define la wikipedia: «no haber vigilado de forma adecuada a otra persona que produjo un daño». En un país normal, alguna autoridad municipal hubiese pedido perdón. Como mínimo. No digo dimitir porque es muy humana la tentación de aferrarse al sillón.

Tampoco hubo dimisiones por los fiascos del parking de Jaume I y el Jardín Vertical y nos costaron una fortuna. No hace falta que ‘otros’ de más allá del Ebre nos impidan vivir «en un país normal». Nosotros mismos lo evitamos.

Temas

  • La puntilla
  • Ayuntamiento de Tarragona
  • Minerva

Comentarios

Lea También