Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Falta presupuesto y voluntad política

Boxes llenos y pacientes en los pasillos son un panorama demasiado frecuente en el Hospital Sant Joan de Reus

Carlos Iaquinandi

Whatsapp

Las autoridades del Hospital Sant Joan, optaron por calificar como ‘temporal’ el colapso de Urgencias y argumentan que hay ‘un cúmulo de factores que lo provocan’. Seguramente. Pero entre esos factores prevalece el cierre de plantas y camas disponibles y las insuficiencias  presupuestarias que dan origen a recortes que resienten los servicios. Boxes llenos y pacientes en los pasillos son un panorama demasiado frecuente. El potencial de las infraestructuras hace más significativo el contraste entre lo que podrían ser las prestaciones del hospital y sus carencias y limitaciones. Los síntomas generales que presenta el sistema público no son ‘puntuales’. Son una constante desde el comienzo de los recortes presupuestarios, que han sido acompañados por sugestivas facilidades y vínculos con la sanidad privada. Y no son solo las Urgencias. Están las listas de espera que eternizan una prueba o una operación. Y esas políticas afectan a los sectores más vulnerables de la sociedad, a los parados, a los jubilados, a quienes dependen si o si de la sanidad pública. Urge corregir ese rumbo, porque como expresaba la Taula Ciutadana de Reus que agrupa a usuarios y trabajadores de la sanidad en su documento fundacional,  «la Sanidad Pública universal y de calidad constituye uno de los pilares para el desarrollo social con equidad».  Y lo que define una política no son las palabras, son los hechos. Y a la vista están.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También