Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Fuego a bordo

Más del 80% del tráfico de mercancías se efectúa por vía marítima por ser más económico y versátil, con lo que es el medio más usado en el comercio internacional

Diari de Tarragona

Whatsapp

«Son las 11:30 de la mañana y cuando iba en el autobús he escuchado dos fuertes explosiones. ¡Pensé que era un terremoto, hasta los cristales temblaron! Pero al mirar hacia el mar, se podía ver claramente una espesa nube negra a una milla o poco más de la costa: había un buque en llamas».

Estas palabras podría parecerles que provienen de alguien que se encontraba frente a la costa de la ciudad de Tarragona, en esa imagen del skyline marítimo con buques fondeados más allá de la playa del Miracle y al que estamos tan acostumbrados debido a su importante actividad portuaria.

Sin embargo, esto lo decía en realidad un habitante de la isla hongkonesa de Launtau, próxima al lugar de la catástrofe, concretamente al sur de la isla Lamma, durante la mañana del martes día 8, mientras aquí apenas eran las 4:30 de la madrugada y la paz reinaba en la superficie salada. 

El Aulac Fortune es un petrolero de 17.000 toneladas con 144 m de eslora, bajo pabellón de Vietnam, que zarpó en lastre de Dongguan, al sur de China, destino a Tailandia.

Cuando inició maniobra de conexión de mangueras a una gabarra de servicio para tomar combustible, sufrió varias explosiones, quedando envuelto en llamas. Sus 26 tripulantes cayeron o se tiraron al mar, resultando 7 heridos graves, un muerto y dos desaparecidos.

Rápidamente se enviaron tres helicópteros en búsqueda de los náufragos, embarcaciones de salvamento y lucha contra incendios. El buque quedó con una escora de 30 grados, supuestamente sin peligro de hundimiento ni derrame del combustible remanente.

Pero por si fuera poco, se encuentra en una zona sensible de alto valor ecológico, al ser hogar de numerosas faunas marinas, en especial marsopas y tortugas verdes, una especie altamente amenazada, y alberga también una colonia de delfines blancos en peligro crítico de extinción.

Las imágenes de este accidente son espeluznantes. Enormes agujeros recorren la cubierta inclinada con las cuadernas opuestas a sus esfuerzos, que, totalmente retorcidas, apuntan al cielo. Si buscan esas imágenes –las pueden encontrar en nbcnews–, verán cómo literalmente volaron la tapa de las escotillas.

Análogamente, unos días antes, concretamente el último del año, otro buque sufría un incendio a bordo quedando a la deriva a expensas de las llamas. Hay 5 desaparecidos entre los cuales uno es un fallecido confirmado. Sobrevivieron 16 de los 21 que pudieron abandonar el barco y embarcar en las lanchas salvavidas en condiciones meteorológicas adversas.

Acontecía en el buque Ro-Ro (Roll on-Roll off) Sincerity Ace, de 199 metros de eslora, con pabellón Panameño, que transportaba 3.500 vehículos de la casa Nissan en ruta de Yokohama a Honolulu.

La diferencia básica entre ambos accidentes mortales es que el Sincerity Ace, en lugar de encontrarse próximo a tierra, se hallaba en alta mar, en medio del Océano Pacífico, a 1.800 millas náuticas de la costa más cercana, por lo que la ayuda ante la llamada de socorro llegó primeramente de otros buques mercantes que navegaban por la zona. Hay también imágenes aéreas colgadas en YouTube dónde se le observa humeando y escorado a estribor.

El incendio es una de las peores situaciones de emergencia que se pueden sufrir a bordo. Espacios confinados, líneas, válvulas, configuran un escenario perfecto para las deflagraciones y explosiones. Las tripulaciones se forman en los peligros que entraña el fuego, pero no evitan los accidentes.

Estas noticias que nos parecen tan lejanas, allá en el Océano Pacífico, acortan la distancia si pensamos que prácticamente todo lo que tenemos llega por mar. El transporte marítimo de mercancías es actualmente el medio más utilizado en el comercio internacional. Se calcula que más del 80% del tráfico de mercancías se efectúa por vía marítima por ser más económico y versátil, admitiendo una gran variedad de cargas diversas: productos químicos, graneles líquidos, graneles sólidos, cargas de grandes dimensiones, contenedores con ropa, electrodomésticos, comida, etc.

Según las cifras más recientes publicadas por Puertos del Estado, los graneles líquidos son el segundo grupo de mercancías que ha experimentado un mayor incremento, un 0,62% con respecto al año anterior, y representa algo más de 165 millones de toneladas.

La importancia que se da a los puertos en términos comerciales debería estar en consonancia con la relevancia 
informativa ante accidentes marítimos como el del 'Aulac Fortune' o el 'Sincerity Ace'

El liderazgo de España en el tráfico marítimo de mercancías entre continentes queda patente en los más de 135 millones de toneladas de mercancías en tránsito (+7,3%). Y destaca la alternativa de los barcos Ro-Ro que continúa ganando adeptos, de tal manera que el tráfico de buques que transportan cargamento rodado (camiones, automóviles, vehículos industriales, etc.) sigue creciendo a un ritmo del 5,64%, hasta superar los 56 millones de toneladas transportadas por este medio. 

El puerto de Tarragona también se encuentra entre esas cifras en aumento en las que su escenario incluye la terminal de hidrocarburos y la terminal de vehículos. Un garante de su seguridad es la base de Salvamento Marítimo, dotada con medios marítimos y aéreos.

La importancia que se le da al puerto en términos comerciales debería estar en consonancia a la relevancia informativa ante accidentes marítimos tan terribles como éstos, sucedan dónde sucedan, especialmente en las ciudades que gozan de puertos tan primordiales como el nuestro. Quién sabe si el coche que compró usted no iba en el Sincerity Ace y el combustible se lo iba a traer el mismo Aulac Fortune. Un fuego a bordo nos afecta a todos. 

Àfrica Uyà es controladora de Salvamento Marítimo y piloto de la Marina Mercante. Se licenció en Náutica y Transporte Marítimo por
la Facultat Nàutica de Barcelona de la Universitat Politècnica de Catalunya

Temas

Comentarios

Lea También