Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Opinion EDITORIAL

Incentivo a los planes de pensiones

El Gobierno predica que las pensiones están garantizadas, pero incentiva la suscripción de planes privados.

 

Diari de Tarragona

Whatsapp

El Gobierno no se cansa de tranquilizar a los pensionistas presentes y futuros en el sentido de que sus percepciones no corren peligro. Sin embargo, de forma parelela, el Ejecutivo envía mensajes muy evidentes para los que no hacen falta grandes entendedores. Mensajes que aconsejan claramente a incentivar el ahorro privado para garantizar en un futuro el cobro de una pensión. La última medida en este sentido se aprobó ayer en el consejo de Ministros. El Gobierno dio el visto bueno a un real decreto que tiene dos ejes básicos referidos a los planes de pensiones. Por un lado, la reducción de las comisiones y, por otro, desvincular la recuperación del dinero invertido del momento de la jubilación. El objetivo es incentivar la inversión en este tipo de productos financieros que hasta ahora cuenta con 8.000 partícipes y un volumen de fondos globales de 106.000 millones de euros. Serán estos ahorradores los primeros que puedan beneficiarse de los cambios aprobados este viernes. Los diez años que hay que esperar para poder rescatar los fondos invertidos comienzan a contar desde 2015. Es decir, hasta 2025 continua vigente la restricción actual según la cual, el rescate solo está permitido en caso de justificar una situación de largo desempleo, enfermedad de extrema gravedad, o muerte del partícipe, en cuyo caso lo rescatan sus herederos. Esta medida ha sido criticada por expertos del sector e incluso por la OCDE, puesto que vaticinan que si en 2025 hay un mal contexto de mercado podría darse una retirada masiva de fondos. Pero como bien ha advertido el ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, conviene recordar que la bonificación fiscal que afecta a los planes de pensiones es sólo un diferimiento de impuestos. «Y eso no se va cambiar», ha advertido. Lo que no ofrece duda alguna es que el Gobierno mueve ficha ante lo que se augura que vendrá a no tardar. El actual sistema de pensiones es insostenible. Las pensiones no desaparecerán, pero su importe no dará para vivir. Como ya pasa ahora sin ir más lejos.

Temas

Comentarios

Lea También