Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Josep Creus Ferrando

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

Ayer se nos fue Josep Creus Ferrando, para quien tengo, como muchos, una deuda de gratitud. No creo que haya en Tarragona alguien con una vida social tan extensa y a la vez tan discreta.

Nos lo encontrábamos en actos de entidades, citas deportivas –no faltaba al Nàstic–, presentaciones de libros, conferencias, exposiciones (su esposa expuso también algunas veces), cenas benéficas, tertulias en el Casino, en el Leman o en cualquier parte. Y en funerales, lo que da fe de sus muchos amigos, que hoy le despediremos en el Loreto.

Se le veía pasear por la Rambla Nova deteniéndose a cada minuto a saludar a alguien que le salía al paso, un paso cansino en los últimos años, al que no renunciaba.

Iba de un sitio a otro, con su aspecto de buen hombre, pacífico y sereno. Le gustaba estar con la gente, charlar y, sobre todo, practicar el difícil arte de escuchar. Le echaremos en falta.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También