Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Opinion EDITORIAL

La Manada: Una sentencia injustificable

Una chica de 18 años sometida a todo tipo de vejaciones por cinco energúmenos es una violación horrible.

 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Clamor ante los juzgados por la sentencia de La Manada. EFE

Clamor ante los juzgados por la sentencia de La Manada. EFE

Soplan malos vientos para la Justicia. Al flaco favor que le ha hecho el Gobierno a la judicatura al endosarle el conflicto con Catalunya, se suman ahora sentencias como la del caso de La Manada que no ayudan en nada a proyectar una imagen renovada de la clase togada. Dicen los analistas, en una simplificación histórica, que de las instituciones fundamentales del Estado, Narcís Serra renovó el Ejército, pero la Judicatura permanece intacta en cuanto a su impronta ideológica. Evidentemente no es así y la renovación, por propia ley natural se ha producido, pero sentencias como la dictada por la Audiencia Provincial de Navarra generan desconcierto social. Por mucho que, como ha dicho el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, los únicos criterios a los que están sometidos los jueces son «los elementos de prueba aportados por las partes de acuerdo con lo establecido en la ley y de conformidad con la jurisprudencia que resulta de aplicación», hay también un criterio llamado sentido común que anuncia a gritos que una chica de 18 años sometida a todo tipo de vejaciones sexuales por cinco energúmenos es una violación horrible, se mire como se mire. El Gobierno, seguramente apremiado por la alarma social desatada por la desafortunada sentencia, ha anunciado que revisará la tipificación de delitos sexuales en el Código Penal. Puede que sea necesaria la revisión, pero hay coincidencia mayoritaria entre los juristas en que el propio relato de los hechos del caso de La Manada no ofrece lugar a dudas del tipo de delito cometido. Y si alarmante es el criterio de los dos magistrados que han considerado abuso sexual la múltiple agresión a que fue sometida la joven, conduce al desasosiego el voto particular del tercer miembro de la Sala que propugnaba la absolución de los acusados. Afortunadamente la sentencia es revisable y ya ha sido recorrida por Fiscalía. Es de esperar que las instancias superiores reconduzcan el caso y apliquen tan solo un principio muy básico: atrás quedaron los tiempos en los que la mujer era un mero objeto al servicio y solaz del macho.

Temas

Comentarios

Lea También