Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La corrupción, de cerca

Maribel Millan

Whatsapp

Sobres, comisiones, regalos, trajes... hasta ahora todo lo relacionado con la ‘alta’ corrupción parecía algo ajeno a nuestro día a día, algo que sucedía en los despachos de las grandes capitales, muy alejadas de las Terres de l’Ebre. Pero no. Las garras de la corrupción llegan hasta el infinito y más allá. Así, en una lista en manos de la justicia, aparecería la ‘contabilidad’ de la empresa Teyco sobre el ya famoso ‘3 per cent’, con pagos a una persona identificada como ‘J.P.’ por obras como los parques de bomberos de Ulldecona y Ascó, el edificio de Les Casotes de Sant Carles de la Ràpita o unas viviendas sociales en Móra d’Ebre.

La descontaminación del pantano de Flix está también bajo sospecha de la justicia, en la trama destapada esta semana en la sociedad estatal Acuamed, dedicada durante más de una década a realizar obras hidráulicas y ambientales en las Terres de l’Ebre. Aquí, directivos de Acuamed habrían cargado a las cuentas de la obra de Flix 40 millones de más, para compensar a la empresa FCC de forma fraudulenta por otra obra, la de una desaladora que sufrió una inundación. Es lamentable que la principal inversión que el Estado ha realizado en el territorio en los últimos años (y a lo largo de diversos presupuestos) sea el motivo de un fraude monumental. Los principales directivos de Acuamed están en prisión y han sido cesados. Pero ahora hay que garantizar que las actuaciones que quedan pendientes, como la depuración de las aguas confinadas después de la extracción de los lodos tóxicos, no se retarden o paralicen por este caso. Sería inadmisible.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También