Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion EDITORIAL

La ficción de Puigdemont, al descubierto

Los ex consellers comienzan a explicar que detrás del ‘procés’ sólo había una mera ficción sin ninguna estructura

 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Puigdemont ha decidido permanecer en Bruselas. EFE

Puigdemont ha decidido permanecer en Bruselas. EFE

Será la Historia quien analice en profundidad todos los sucesos por los que todavía estamos transitando, pero, poco a poco, se van conociendo datos que permiten vislumbrar la magnitud de la ficción sobre la que Carles Puigdemont había construido su sueño político. El primero en sincerarse ha sido el ex conseller Santi Vila, el cual, cuando el barco se iba a pique, saltó por la borda y no formó parte del coro que proclamó la República catalana. Vila ha explicado que detrás de la Ley de Transitorietat no había absolutamente nada. Las denominadas «estructuras de Estado» eran humo. «No hay más que ver por dónde han tenido que salir al extranjero», comentó irónicamente al referirse al viaje a Bruselas de Puigdemont y varios consellers. Santi Vila ha pasado página con gran rapidez y ya se ha postulado como candidato del PDeCAT a la presidencia de la Generalitat en las elecciones del 21-D, pero abogando por una independencia «ajustada a derecho como lo hizo Escocia». Puigdemont se lanzó por una pendiente sin protección alguna, abocado a la mera improvisación y jugando con los sentimientos y las ilusiones de miles de personas que ahora viven una frustración de la que, por cierto, fueron advertidos. El cesado conseller Baiget también se ha despachado a gusto al calificar de «irresponsable» a Puigdemont por sus decisiones sin calibrar las consecuencias.
La falta de responsabilidad quedará completada si finalmente Puigdemont no acude esta mañana a declarar ante la Audiencia Nacional, tal como ha anunciado su abogado, que ha pedido que su cliente sea interrogado en Bélgica. Esta postura del ex president de la Generalitat deja a los pies de los caballos a los ex consellers que sí han anunciado su intención de acudir ante el tribunal, ya que su actitud daría la razón a Fiscalía si finalmente propone la prisión provisional para los investigados ante el riesgo de fuga. Poco noble se ha mostrado Puigdemont al no compatir la suerte de quienes le han seguido hasta el último momento pese a la fragilidad de su proyecto y su inconsistencia política.

Temas

Comentarios

Lea También