Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

La inesperada victoria de Cameron

Las encuestas no olieron ni remotamente la sorprendente victoria de Cameron. El PP espera que el fenómeno se repita en España
Whatsapp

Contra todo pronóstico los conservadores del primer ministro británico, David Cameron, han logrado una victoria aplastante que les asegura suficientes escaños para formar un gobierno de mayoría absoluta. Los conservadores están por delante de su principal rival, el Partido Laborista que perdió decenas de asientos en favor del separatista Partido Nacional Escocés (SNP), que ha arrasado en Escocia consiguiendo 56 de los 59 escaños en juego. La sorprendente e inesperada victoria hace que Cameron sea el primer líder conservador que se asegura un segundo mandato desde la época de Margaret Thatcher. Encima, su claro triunfo ha destrozado a sus rivales ya que el líder de la oposición, Ed Miliband, el liberaldemócrata Nick Clegg y el eurófobo Nigel Farage han presentado su dimisión. Una decisión, por cierto, que deberían imitar muchos políticos españoles a los que no les saca de la silla ni la más cruel de las derrotas. Todos los analistas intentan encontrar una explicación al estrepitoso fracaso de los sondeos que, además, en Gran Bretaña se permiten hasta incluso el día anterior a la votación. El PP se ha apresurado a llamar la atención sobre este fenómeno que muy bien podría reproducirse en los comicios que vienen en España. La volatilidad de la opinión pública, la irrupción de nuevas formaciones sin antecedentes electorales y la precipitada evolución de la vida política convierten en impredecible el resultado de los inminentes comicios.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También