Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Les cartes al director del dia

Whatsapp

La importancia del cinturón de seguridad

En cuanto oí lo del accidente de las estudiantes de Erasmus, me vino al pensamiento ‘espero que llevasen el cinturón puesto’, para hacerme a la idea de que se podrían salvar. Pero cuando ya daban por seguro la muerte de trece personas, ya imaginé que no lo llevaban, como luego ha resultado ser.

Siempre razonamos las cosas después de un desastre, pero ya llevamos unos años de obligatoriedad del cinturón en los autobuses de línea o de excursiones y he observado que más del 50% de las personas lo dejan de lado. Unos porque son obesos y les molesta, otros porque les cuesta abrocharlo y otros por el motivo que quieran, el caso es que incluso en los taxis raramente me han avisado de que use el cinturón y siempre me lo abrocho al subir. No sé si es mejor o peor, pero las estadísticas nos dicen que salva vidas.

¿Cómo se podría concienciar a la población que no dejen en manos del conductor de autobús o taxista su seguridad? Algo habrá que inventar para que antes de ponerse en marcha el vehículo que nos lleve a nuestro destino, nos hayamos puesto el cinturón. Otros factores pueden fallar después, pero que no sea por no haber cumplido con nuestra obligación. Empecemos ya desde las escuelas a hacer cumplir las normas que nos imponen para nuestra seguridad.

M. Elisa Aragonés Domènech

(Tarragona)

Cabe ‘resetear’

No hay más remedio, a veces para desencallar la negociación que está presente en todos los momentos de nuestras vidas, es necesario poner a cero el contador, hacer borrón y cuenta nueva olvidando las rencillas, las disputas, los malos entendidos o el rencor, quitándole hierro al asunto para buscar la reconciliación, minimizar la importancia y crear un clima de amistad, dando el brazo a torcer, renunciando a situaciones personales en favor del bien común.

El resentimiento paraliza, debemos descargar las emociones, mantener las formas y la educación, limar diferencias. Pasar el día acumulando memoria con temas banales impide avanzar en situaciones difíciles. Las heridas con el tiempo tienden a desdibujarse, el erre que erre queda depositado en nuestro cerebro y nos suele pasar malas jugadas. La fórmula del elixir o la piedra filosofal de momento no existen, por lo que se debe crear una cataplasma que remedie, cure y resuelva el problema. Querer es poder.

Visitación Juárez Laiz

(Tarragona)

El servei d’autobusos urbans de Reus

Pel que fa a aquesta demostrada inquietud de l’empresa Amersan de Reus sobre el servei urbà, també és de pura lògica que mantenir en funcionament un servei públic és costos i difícilment pot complaure tothom, però alguns dels problemes s’han de plantejar per trobar la solució i millorar els serveis. La tasca que fa l’oposició municipal en benefici del poble pot quedar en entredit, no obstant això, el públic pot donar algun cop de mà per millorar el servei, sempre i quan ho permetin les arques municipals.

Per exemple, el servei de l’Hospital, em refereixo a la Línia 60 que cobreix la ruta des de la plaça de les Oques, els inconvenients són diaris i el dissabte no funciona. Per què? A més, al migdia, en horari normal, també deixa de funcionar. Per què?

Desconec si passa a les altres línies, però la Línia 50, que és la que comunica amb l’Aeroport i cobreix tot un sector on hi ha el Carrefour, Jutjats, jardins de Reus, Ploms, etc., passa per una zona que té molt de veïnat que per l’horari (passa cada hora) no pot gaudir dels serveis i també queda molt lluny del centre de la ciutat.

Cal suposar que aquestes circumstàncies són conegudes per l’empresa i possiblement no les poden afrontar per qüestions de pressupost. Però he comprovat personalment que el servei urbà funciona bé, amb permís de la circulació, dels qui aparquen en zones prohibides o interrompen el pas de l’autobús, etc. Les relacions amb alguns conductors són una mica deficitàries però també vénen donades per alguns usuaris. En fi, podem dir que el servei d’autobusos urbans de Reus funciona i és d’agrair pels qui estem jubilats.

Antonio Zaragoza Mercadé

(Reus)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También