Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Les cartes al director del dia

Whatsapp

¡He visto cosas buenas en China!

Hace algún tiempo, mis amig@s chinos me preguntaban por qué los diarios españoles solo publicaban noticias malas o negativas sobre China. Y yo no sabía que responder, porque es verdad que la mayoría de los medios de comunicación solo publican noticias malas, trágicas o negativas sobre el gigante asiático.

Acabo de volver de China donde he visitado diferentes ciudades, incluidas Beijing y Shanghái, y ahora entiendo a mis amigos chinos. Es verdad que en las grandes ciudades hay mucha polución, pero como hay en Paris, Madrid y Barcelona. También hubo un atentado terrorista en la provincia musulmana. Sobre atentados terroristas sabemos un poco en España, y también ha habido uno reciente en Turquía, muy parecido al que hubo en Paris el año pasado.

Pero lo que no suelen contar los medios es que China tiene un sistema educativo excelente, una cultura excelente, una Historia increíble, unos monumentos maravillosos, un respeto por sus ancianos, que no hay delincuencia juvenil, que hay una excelente seguridad en sus calles, que se respeta al extranjero, que si hay pensiones (Rajoy no se entera), que se lucha contra la corrupción con justicia rápida y sentencias duras, que lideran el mundo con energías renovables, lideran con coches eléctricos, que los ciclomotores son eléctricos, que están llenando Beijing y Shanghái de bicicletas publicas por 14 céntimos de euro a la hora, que no hay desahucios, que no cortan la luz el agua o el gas a nadie, que la mitad del norte de China tiene calefacción estatal, que no se ve a gente pidiendo o durmiendo en las calles (como sucede en París, Berlín Barcelona o Madrid).

Y sobre todo, que dejan a la gente trabajar y ganarse la vida con mucha más libertad que en España o Europa, porque no existe la persecución fiscal a base de multas e impuestos que existe en la Unión Europea. ¿De verdad tenemos más libertad aquí? Se puede debatir el tema. En cualquier caso, en China también hay cosas buenas.

Andrés J. Moreno (Vila-seca)

El Ayuntamiento de Cambrils distingue discapacitados de primera y de segunda

El pasado miércoles 4 de abril, en plan de realizar turismo, acudo con mi familia al «mercadillo de Cambrils» –tengo que indicar que en el coche en el que me desplazo está la tarjeta de aparcamiento para personas con movilidad reducida (PMR) y toda la documento en vigor– y entonces para acercarme a dicho «mercadillo» estacionamos en la primera plaza de aparcamiento para discapacitados, en una calle próxima a la Estación de Renfe.

De lo que no nos dimos cuenta es que está plaza, además de ser para una persona discapacitada, era nominativa. Yo he hecho valer, mi tarjeta de PMR por muchos lugares, por toda España y es la primera vez que me ocurre, que en la vía pública, hay una plaza de estacionamiento para personas con movilidad reducida, que en realidad no es tal, porque dicha plaza es nominativa.

Al recoger el coche, nos encontramos con la sorpresa de que se le había llevado la grúa, que nos habían multado (con el consiguiente disgusto). Tuvimos que coger un taxi, sacar el coche del depósito con los consiguientes gastos. Fuimos al Ayuntamiento de Cambrils a pedir explicaciones, y el policía municipal, muy correcto, nos dijo que era una ordenanza municipal y que no podía hacer nada; también se nos negó el poder hablar con su superior.

Ahora lanzo unas preguntas porque no entiendo nada: ¿Con qué derecho el Ayuntamiento de Cambrils reserva una plaza de estacionamiento para personas con movilidad reducida a un particular en concreto? Una calle es una vía pública. ¿Qué entienden por pública los dirigentes del consistorio de Cambrils?

Jesús Velasco Hernández

(L’Hospitalet de l’Infant)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Lea También