Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Les cartes al director del dia

Whatsapp

Madre abuela

Ya no nos puede extrañar nada, porque cada día vemos muchas aberraciones, bien sea por la calle o en televisión. En esta ocasión hemos puesto en nuestro punto de mira, el resultado de la denuncia puesta a una madre por parte de su hijo de 15 años. El motivo es el mismo por lo que muchos padres, quisieran tener solución y es ¿cómo despegar a tu hijo del teléfono?

Todo el mundo lo comenta. La juventud vive pegada al teléfono, no hablan, chatean y pierden mucho tiempo.

Por lo visto esta madre le quitó el móvil porque al día siguiente tenía exámenes y el niño estaba jugando. Forcejeó con la madre para evitar que se lo quitase y encima la denuncia. La Fiscalía pedía nueve meses de prisión para la madre, pero menos mal que el juez conservaba la cordura y la ha absuelto. Pero mi pregunta es ¿no se hace nada con este crío? ¿Simplemente es volver a casa y que mama le de la cena? ¿Le lave la ropa? Lo menos que se le podía haber ordenado a este no sé cómo llamarle es que limpiara la casa durante un mes, pero bien hecho.

No sé cómo serán a partir de ahora las relaciones entre esta madre e hijo, lo veo nublado.

M.ª Elisa Aragonés Domènech

(Tarragona)

Un respeto, por favor

¿Recuerdan? El espectáculo ganador de la Gala Drag Queen del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria es más que una anécdota grosera. Es un síntoma elocuente de una enfermedad social que encuentra en la ofensa gratuita a los símbolos religiosos que han cimentado nuestra tradición una espita para evacuar su malestar y enmascarar su propio hastío.

La procesión en la que aparecía un joven travestido de Virgen, que luego se quitaba la ropa y se transformaba en Jesús, fue jaleada por un no desdeñable grupo de espectadores, a pesar de tratarse de una actuación grotesca, de nulo valor artístico y nula creatividad. La blasfemia, por mucho que se banalice, sigue siendo un recurso detestable, también, o tal vez más, en el marco de una sociedad plural como la nuestra.

Suso do Madrid

(A Coruña)

Lamenable

L’Alfonso Guerra continua manifestant la seva lamentable personalitat; qui un dia va ser icona de l’esquerra espanyola, cada dia demostra més el seu posicionament dretà per no dir ultradretà.

En una recent entrevista parla que a Catalunya s’està «incubando un régimen de terror»; aquest senyor és aquell de «el que se mueva no sale en la foto», del «Montesquieu ha muerto», del «nos hemos cepillado el Estatuto», i moltes altres perles definitòries del seu tarannà.

Per cert, en l’entrevista de referència diu que a Catalunya hi hauria d’haver un «basta a la corrupción», sí, senyor!, a Catalunya i a tot arreu; però que algú li recordi que quan aquesta paraula encara no estava de moda, el seu germà Juan (el hermanísimo, sembla que li deien) ja tenia instal·lat a Sevilla un despatx de compravenda de favors i privilegis varis que tothom coneixia i és de suposar que ell també, o sigui que de lliçons, poques, senyor Guerra. Quina ràbia les hemeroteques, no?

Agustí Vilella i Guasch

(Cambrils)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También