Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Los negocios quieren sosiego

Diversos economistas interpretan que la inestabilidad política ya está afectando a las inversiones exteriores en Catalunya
Whatsapp

Según la secretaría de Estado de Comercio, la inversión extranjera se ha desplomado el 16% el pasado 2014 en Catalunya, en tanto en el conjunto de España ha registrado un aumento medio del 10%. El secretario de Estado, García Legaz, no ha querido dar una explicación política a esta dualidad, que de inmediato algunos medios han atribuido a las campañas independentistas, que ahuyentarían a los inversores más prudentes. El consejero de Empleo de la Generalitat, Felip Puig, ha puesto en duda la significación del dato, y lo ha atribuido a que muchas empresas extranjeras que trabajan e invierten en España tienen su sede en Madrid. Puig piensa, en definitiva, que «la economía productiva y la inversión real continúan llegando a Catalunya». Un artículo de Gabriel Trindade que recoge estos elementos, aporta también la opinión de Francesc Granell, catedrático de la UB, quien piensa que los inversores extranjeros ven inseguridad en el panorama político catalán. Y la de Valentí Pich, presidente del Consejo General de Colegios de Economistas de España, que califica la situación catalana de «preocupante». Sea como sea, los datos son los que son y cada cual podrá obtener sus propias conclusiones. La economía, ya se sabe, no es una ciencia exacta, pero, de entrada, las dudas ya están ahí y tienen cifras concretas, y ya se sabe que los negocios son muy sensibles a la inestabilidad política. Un dato a tener en cuenta antes de emprender aventuras desconocidas.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También