Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Machado en la Associació de Municipis per la Independència

Es fantástico que a la AMI le guste la poesía de Antonio Machado
Whatsapp

El viernes 17 de julio se celebró un largo y ardiente pleno en el Ayuntamiento de Tarragona. Una de las 16 mociones presentadas pedía la adhesión de nuestra ciudad a la Associació de Municipis per la Independència (AMI). No prosperó: 17 concejales votamos en contra. La moción venía acompañada de los estatutos de la AMI, donde se recogen las razones históricas, políticas y jurídicas que supuestamente justifican la secesión. Al leer «razones» me animé. La política es un arte del razonamiento y del sentimiento, pero si lo primero no vence sobre lo segundo, tenemos un problema.

Cuál fue mi sorpresa al advertir, entre los motivos de carácter histórico, dos versos de un «poeta castellà» encajados a modo de cita de autoridad. El párrafo dice así: «‘Castilla miserable, ayer dominadora,/ envuelta en sus andrajos, desprecia lo que ignora’, diu el mateix poeta. I avui, l’esperit d’Espanya, que és el de Castella, continua exactament igual. És de tots conegut que aquest mateix esperit agressiu, excloent i inquisitorial, va apartar Espanya dels corrents científics, polítics i humanístics que es desenvolupaven a Europa i a Amèrica». Ese poeta al que citan sin nombrar es Antonio Machado; y los versos pertenecen al famoso poema ‘A orillas del Duero’ (Campos de Castilla). Si curiosean por la red, descubrirán que esos versos se están convirtiendo en mantra de algunos foros independentistas. Ignoro si ello se debe al buen hacer de Wikiquote.

Me alegra mucho que la poesía machadiana siga siendo palabra en el tiempo. Porque el poeta andaluz, que amaba profundamente Castilla y anhelaba una España republicana, criticó la «Castilla de la muerte» marcada por la violencia, la abulia, la envidia, la soberbia y la ignorancia; evocó con nostalgia la grandiosidad de nuestro pasado histórico: la generosidad de Myo Cid, la nobleza de nuestras gentes, la bravura de nuestros soldados. La actitud poética y vital de Machado nunca fue el reniego o la resignación. El suyo era un mensaje regeneracionista: «Mas otra España nace, la España del cincel y de la maza» (El mañana efímero).

Ya que a la AMI se le ha ocurrido introducir a Machado en los laberintos y galerías del procés, quizás es bueno recordar aquella carta que el poeta remitió a Guiomar en 1932, cuando se estaba discutiendo en las Cortes el Estatuto de Cataluña: «La cuestión de Cataluña es muy desagradable […] Creo que todavía cabe una reacción a favor de España que no conceda a Cataluña sino lo justo: una moderada autonomía y nada más».

Es fantástico que a la AMI le guste la poesía de Machado. Pero si yo fuera nacionalista o independentista, optaría por reproducir, por ejemplo, un bello fragmento de La guerra. Escritos 1936-1939. Allí encontrarán a un Machado que ensalza a Cataluña, a la lengua catalana y a sus poetas, a quienes lee y admira.

El texto les quedará más bonito, más conciliador y, sobre todo, mucho más atinado.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También