Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Marca Tarragona, mucho por hacer

El gran valor de Tarragona es su riqueza monumental romana, que con el sello de Patrimonio Mundial hay que vender mejor.

Whatsapp

Un estudio sobre la imagen de marca-ciudad pone de manifiesto que la mayoría de la gente asocia Girona como una ciudad mediterránea, y en cambio, Tarragona no. Mientras Girona se identifica con la Costa Brava, no sucede la mismo con Tarragona y su costa. Así lo explica el recientemente nombrado gerente del Patronat de Turisme de Tarragona, Ángel Arenas, en una entrevista que hoy publica el Diari. El dato es revelador y demuestra el trabajo ingente que queda por hacer para poner en valor la marca de la ciudad de Tarragona. El potencial es ingente y así lo demuestra el hecho de que pese a los escasos esfuerzos, la cifra de visitantes a la ciudad sigue creciendo. En concreto el 2016 se cerró con medio millón de visitantes y un incremento de la ocupación hotelera del 12%. Las cifras, sin embargo, están muy lejos de las que serían posibles a tenor del gran potencial que atesora la ciudad. El sello de Patrimonio Mundial y el grado de satisfacción de quienes nos visitan, avalan la ambición de Tarragona de convertirse en una de las ciudades más visitadas de España. La esencia de su atractivo, el gran valor añadido de Tarragona es su patrimonio romano que ahora se verá incrementado con la musealiación del teatro romano. Pero hay que poner todos los esfuerzos en reivindicar el nuevo Museo Arqueológico de la Tabacalera, la gran puerta de entrada a la joya de la cultura romana que es Tarragona. Y luego hay que saber vender el producto. No queda poco por hacer.

Temas

  • EDITORIAL

Lea También