Patinetes

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp
Antoni Coll i Gilabert

Antoni Coll i Gilabert

De una breve estancia en Amsterdam conservo el recuerdo de sus muchos canales (76 kilómetros de vías fluviales) y de un tránsito increíble de bicicletas.

Tarragona no dispone de vías fluviales, excepto el Francolí en fechas señaladas, pero tiene una apuesta clara por las bicicletas y, sobre todo, por los patinetes, que les han ganado la partida. Por cada bicicleta que pasa, veo al menos diez o veinte patinetes. Ayer el Diari decía que el puente de la avenida Roma podría ensancharse para acogerlos o incluso habilitar una pasarela anexa para vehículos de movilidad sostenible.

Hasta hace poco los únicos patinetes que conocíamos se movían con un pie en la plataforma y el otro impulsando desde tierra. Ahora son cómodos, rápidos y aprenden a convivir con coches y peatones.

Temas

Comentarios

Lea También