Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pedir explicaciones

Aunque Rajoy ignore tantas cosas, los partidos no creen que ignorara el encuentro
Whatsapp

El mayor inconveniente que presentan las reuniones privadas es que unos días después se hacen públicas. Un buen secreto es que custodia una sola persona. Si lo comparten dos, ya no es secreto, ya que cada uno tiene un amigo de la mayor confianza y este, a su vez, tiene otro. La llamada oposición, que se opone tarde, mal y casi nunca en los asuntos importantes, está exigiendo ahora que Rajoy aclare la reunión entre el ministro Jorge Fernández Díaz y el conocido hotelero, que iba para presidente del Gobierno, Rodrigo Rato. La cita, como la de «los amantes que pisan con planta de lana», fue para tratar asuntos personales, pero todos los partidos políticos creen que es inconcebible que el presidente Rajoy, aunque ignore tantas cosas, ignorara el encuentro. Por eso le piden explicaciones, ya que no saben que lo mejor es no pedir nada.

Hay que acostumbrarse a los misterios del verano y no dejarse deslumbrar por la excesiva luz de agosto, que anteayer tuvo su día cenital, cuando se conmemoró el día de san Lorenzo, santo patrón de los parrilleros y otro camelo eclesiástico. ¿Quién puede creerse, con el barullo que hay en la cocina, que alguien estuviera atento al punto exacto de su propia carne? Ni muy cruda, ni muy pasada, con una sola gota de sangre central. En su punto. Como únicamente saben hacerla en los restaurantes vascos y sus más o menos afortunados seguidores. Plagiando se aprende.

La Guardia Civil llevaba investigando al llamado señor Rato desde mediados de mayo, mucho antes del célebre agotamiento, quizá excesivamente divulgado, cuando le metieron en el coche policial de muy malas maneras. Ahora se ha reunido con el señor ministro y todos los partidos políticos desean saber de qué hablaron y sobre todo si el presidente del Gobierno estaba al tanto de la reunión. Piden explicaciones. Pedir y se os dará, dice nuestra consoladora religión. Lo que no dice es por dónde.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También