Más de Opinión

Pobrecitos futbolistas

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
Pobrecitos futbolistas

Pobrecitos futbolistas

Oigo a un tertuliano deportivo comentar que es lógico el cansancio de los futbolistas y su bajo rendimiento «porque han tenido que jugar dos partidos en una semana». ¿Perdona?, que diría mi hija. ¿Estos profesionales, que solo se dedican a entrenar y a dar patadas a un balón, por lo que cobran millones, no aguantan jugar un partido cada tres o cuatro días? Y, para más inri, ahora tienen la ‘pausa de hidratación’, no se nos vayan a fatigar.

Y entonces leo una crónica sobre las cholitas escaladoras bolivianas, ocho mujeres que desafiaron la nieve, la intensa neblina y el frío para jugar un partido de fútbol cerca de la cima del imponente Huayna Potosí, de 6.088 metros de altura, y demostrar que «sí se puede». Ataviadas con sus polleras típicas rojas, sus suéteres blancos, los cascos, crampones para la nieve, dos pelotas y sus zapatillas de fútbol, comenzaron a ascender la montaña, para, al cabo de dos horas de caminata por senderos llenos de rocas y tras escalar en la nieve, llegar a su ‘cancha’, una planicie cerca a la cima. Tras examinar el campo y marcar las porterías con sus piolets, sacaron sus camisetas –cuatro blancas y cuatro azules para diferenciar ambos equipos– y, bajo una intensa neblina, se saludaron y comenzó el partido.

Eso sí, con mucho cuidado para que la pelota no se saliera del campo porque podía caerse sin la posibilidad de recuperarla –porque no, ellas no tenían recogepelotas–. Tras 50 minutos, el partido acabó con un resultado de 8-6 para las blancas. Y hala, vuelta para abajo. ¿Cansados nuestros futbolistas por jugar dos partidos en una semana? Sí, qué pobres. Dan una pena...

Temas

  • El mirador

Comentarios

Lea También