Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Prensa escrita

Whatsapp

Me gusta la prensa escrita. Los recuerdos juveniles que tengo sobre mi interés por la prensa y la lectura en general persisten. A los trece años asistía a la biblioteca pública situada entonces en la calle Asalto. Deseaba ser socio para poderme llevar libros a casa, pero por mi edad no era posible. Así que mi padre lo avaló y lo conseguí.

Los libros tuvieron en mí un gran amigo, y yo lo tuve en ellos. En aquella época en la cual medraba el estraperlo, tuve la ocasión de comprar algún libro interesante a los traperos, que comerciaban con trapos viejos, papeles y objetos de rechazo. Llegado el fin de curso en el instituto, estuve dos meses en Dulantzi (Álava) en casa de mi tío, que estaba suscrito al entonces Correo Español-Pueblo Vasco, diario de Falange e hijo de la censura, como el resto de España. El tren lo traía cada día y el cartero me lo daba a mí. Seguí la costumbre en Tarragona con el Diario Español de F.E. y de las JONS regido por la prensa del Movimiento.

Recuerdo que al fallecimiento del general Franco, pregunté por teléfono al Diari: ¿Cuándo van a retirar el logotipo del Movimiento? Me dijeron que estaban cambiando la cabecera del periódico. Así fue, y continúo con el Diari de Tarragona.

Francisco Ortiz de Pinedo Mendiluce

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También