Prensa escrita

Whatsapp

Me gusta la prensa escrita. Los recuerdos juveniles que tengo sobre mi interés por la prensa y la lectura en general persisten. A los trece años asistía a la biblioteca pública situada entonces en la calle Asalto. Deseaba ser socio para poderme llevar libros a casa, pero por mi edad no era posible. Así que mi padre lo avaló y lo conseguí.

Los libros tuvieron en mí un gran amigo, y yo lo tuve en ellos. En aquella época en la cual medraba el estraperlo, tuve la ocasión de comprar algún libro interesante a los traperos, que comerciaban con trapos viejos, papeles y objetos de rechazo. Llegado el fin de curso en el instituto, estuve dos meses en Dulantzi (Álava) en casa de mi tío, que estaba suscrito al entonces Correo Español-Pueblo Vasco, diario de Falange e hijo de la censura, como el resto de España. El tren lo traía cada día y el cartero me lo daba a mí. Seguí la costumbre en Tarragona con el Diario Español de F.E. y de las JONS regido por la prensa del Movimiento.

Recuerdo que al fallecimiento del general Franco, pregunté por teléfono al Diari: ¿Cuándo van a retirar el logotipo del Movimiento? Me dijeron que estaban cambiando la cabecera del periódico. Así fue, y continúo con el Diari de Tarragona.

Francisco Ortiz de Pinedo Mendiluce

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También