Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Presupuestos de 2016 y elecciones

Sería muy imprudente que el PP elaborara prematuramente unas cuentas públicas que quizá tengan que gestionar otras fuerzas
Whatsapp

Moncloa ha extendido el rumor, quizá a modo de globo sonda, de que, una vez tomada la decisión de agotar la legislatura, lo razonable sería elaborar y aprobar antes de las elecciones los presupuestos generales del Estado para 2016. De esta forma, sostiene el Gobierno, no ocurriría lo que aconteció en 2011, cuando al celebrarse las generales el 20 de noviembre, hubo que aprobar los presupuestos muy tardíamente, ya bien entrado el ejercicio de 2012. Ésta sería la tesis del Ministerio de Hacienda: convocatoria de elecciones el 26 de octubre y elecciones el 20 de diciembre. Todos los analistas y sociólogos afirman que estamos en tiempos de gran volatilidad, por lo que las confrontaciones electorales que se avecinan mantienen un alto grado de incertidumbre. Por lo demás, aunque la mayoría de las encuestas prevé una victoria del PP, todas presagian un equilibrio parlamentario muy complejo en el que será necesario recurrir a pactos y/o coaliciones. Así las cosas, sería altamente imprudente que el PP elaborara tan prematuramente unas cuentas públicas que quizá tengan que gestionar otras fuerzas con otros intereses y otros programas. Si se quiere evitar tener que prorrogar los presupuestos del año anterior y redactar los del siguiente ya entrado el ejercicio, lo lógico sería celebrar las elecciones antes, en septiembre. Así daría tiempo a que la nueva mayoría elaborara unos presupuestos 2016 que entraran en vigor el primero de enero.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También