Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Proliferan los solares abandonados

Los ayuntamientos no pueden permitir que en el centro de la ciudad proliferen solares abandonados, sucios e insalubres

Whatsapp

El estallido de la burbuja inmobiliaria dejó en suspenso numerosas construcciones proyectadas en época de bonanza, con lo que también quedó un buen número de solares abandonados a su suerte, a la espera de tiempos mejores. El problema es que los tan anhelados tiempos mejores se han hecho esperar demasiado, por lo que los solares vacíos se han convertido en un auténtico problema en muchas de nuestras ciudades. No se trata de un asunto menor, toda vez que la basura que se acumula en estos terrenos baldíos representa una amenaza para la salud pública, al ser un hábitat ideal para la proliferación de ratas, culebras y otros animales, ademas de un riesgo cierto para las viviendas que se hallan cerca, no en vano las malas hierbas que allí crecen suponen un peligroso combustible en caso de incendio. En algunos casos los ayuntamientos han alcanzado acuerdos con los propietarios de estos terrenos para utilizarlos como parkings o darles otros usos, aunque en la mayoría de las ocasiones se han quedado sumidos en el más olvidado abandono. Los consistorios, casi siempre apretados por la presión vecinal, han solicitado a los dueños de algunos terrenos que los mantengan en unas condiciones decentes y salubres, aunque conseguir esto no siempre es fácil. Sea como fuere, los ayuntamientos no pueden permitir que en el centro de la ciudad proliferen este tipo de espacios. En sus manos está hacer que la ciudad sea un lugar limpio y saludable.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También