Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion EDITORIAL

Reciclar, una asignatura pendiente

Un ejemplo a seguir es Miravet (Ribera d’Ebre), que lidera la recogida selectiva en la provincia, con un 78,69%

Diari de Tarragona

Whatsapp
El reciclaje de las basuras está todavía lejos del objetivo marcado por la UE: PERE FERRÉ

El reciclaje de las basuras está todavía lejos del objetivo marcado por la UE: PERE FERRÉ

En el 2020 todos los municipios de la Unión Europea deben reciclar como mínimo el 50% de los residuos que generan. En el caso de que no cumplan este objetivo establecido se exponen a severas multas que se cumplen de forma inexorable. En la demarcación de Tarragona nos queda mucho trabajo por hacer para alcanzar el reto. Hasta la fecha, el 56% de ayuntamientos están lejos del horizonte fijado por la UE. Y el plazo se agota. Por ahora sólo 80 poblaciones tarraconenses han alcanzado ese 50% mientras que 104 no lo habían hecho a finales de 2018, por lo que se exponen a una eventual sanción si en los cuatro meses que quedan de 2019 no hacen el trabajo encomendado. Bien es cierto que 30 municipios tarraconenses sí están en ese más de 45%, por lo que tienen el reto más a su alcance. En esa horquilla se hallan Amposta, Flix, Els Pallaresos, Cambrils, Camarles, Ulldecona, Mont-roig del Camp, El Catllar o Castellvell del Camp. Especial mención merece Miravet (Ribera d’Ebre), que es el municipio que lidera la clasificación de la recogida selectiva en la provincia, con un 78,69%. Bellmunt del Priorat (78,63%) ocupa la segunda plaza, mientras que Ginestar (78,44%) cierra este podio de localidades donde los vecinos están más concienciados con el reciclaje doméstico o donde el ayuntamiento ha sabido dar con la tecla para que el reciclaje funcione. El análisis por comarcas también muestra desigualdades. El Priorat es la comarca de la provincia que más ha hecho los deberes en la recogida selectiva, con un porcentaje del 59,50%. En Catalunya, sólo está por detrás de Osona (61,66%). La segunda posición es para la Terra Alta, cuarta en el cómputo catalán, con un registro del 55,14%. Diversos son los factores que explican tantas diferencias, pero básicamente la clave está en el esmero que el ayuntamiento haya fijado para que la colaboración de los vecinos acompañe el empeño general. Nadie sin embargo, ha dado con la tecla mágica que permita un reciclaje absoluto. Las nuevas tecnologías que personalizarán los resíduos pueden ayudar.

Temas

Comentarios

Lea También