Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reflexiones para el 2017

Whatsapp

Cada comienzo de año pedimos que se mejoren las cosas. Algunas se consiguen y otras empeoran. Ahora la población está dividida en bandos y no por nuestra decisión, sino por temas políticos que no sabemos cómo acabarán. Podríamos decir que ahora más que políticos, tenemos la sensación de que nos dominan los cuervos. No lo digo yo, sino en general. La gente está dolida por muchas cosas.

La falta de trabajo. La violencia de género. Los grandes fraudes bancarios. La extensa corrupción política en todos los frentes. La falta de justicia, unas veces por carencia de medios y otra por amiguismos. Las drogas y el botellón juvenil, que cada vez va a más. La Sanidad que es cosa de todos, pero quizás se ha repartido para demasiados y los que llevan cotizando toda la vida cargan con las consecuencias. Es el comentario de la gente por las calles, en la oficina, en el gimnasio, etc., etc., etc. Y la Hacienda Pública en la que todos debemos contribuir, pero resulta que los que más deben, menos contribuyen y en muchos casos se les ha perdonado la deuda, o ha prescrito. Todo un despropósito.

Esperamos como agua de mayo, que todo se vaya resolviendo. Es un sufrimiento ver tantas guerras, guerrillas, terrorismo, robos, asesinatos, huidas a otros países, buscando una vida mejor. La esperanza dicen que nunca se pierde, pero esto es seguramente lo que seguirá ocurriendo. Cada uno debemos hacernos la vida lo más amable posible y ayudar a otros a mejorarla, recordando continuamente a quién corresponda, su obligación, aún a sabiendas de los resultados. Es la vida.

Ojalá podamos decir al fin de 2017 que se ha mejorado en muchas cosas.

M.ª Elisa Aragonés Domènech

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Lea También