Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Se repite el pacto del Majestic

Pactar entre un gallego y un catalán se me antoja tarea bastante complicada

José Daniel Vila Robert

Whatsapp

Parece ser que por fin llegó el pacto, aunque no se sabe muy bien cómo. El inmovilista presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha movido ficha, pero en secreto, valiéndose del voto en urna. Pero hay que reconocer que no ha sido innovador, sino que ha repetido, obviamente, con falta de novedad, al seguir los pasos de su antecesor en el puesto, Aznar.

El denominado pacto del Majestic, en razón al hotel barcelonés del Paseo de Gracia en el que se celebró el acuerdo, se ha repetido, pero con alguna diferencia. Con José María Aznar intervinieron las ahora conocidas como fuerzas nacionalistas, entonces ‘pujolistas’, pero además se encumbró a un experto independiente, de excelente formación académica.

Ahora, no se sabe muy bien con quién se está pactando, ni lo que se está pactando. Pero lo que si se ha comprobado es que se están manejando diez votos de corte nacionalista, entre catalanes y vascos. Se sabe que el líder convergente, Francesc Homs, ha puesto la mano para recibir una buena limosna. Han pasado muchos años desde aquel pacto al de ahora, pero en el fondo los hechos y la historia se repiten. Esperemos que sea para bien. Pero pactar entre un gallego y un catalán se me antoja tarea bastante complicada, pero el gallego, sin duda alguna, está jugando con ventaja frente al acosado catalán. Y esta vez la jugada parece que solo es entre políticos, sin la intervención de independientes.

Mientras tanto, Ciudadanos (C’s), está ante la duda metódica de decir no, decir me abstengo o decir sí. Es una triple alternativa complicada, pero mientras tanto ya ha conseguido algunos preciados sillones en la Mesa del Congreso de los Diputados. Parece que el regeneracionismo frente a la corrupción está perdiendo fuelle. Y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con su líder Pedro Sánchez al frente, carece de alternativa concreta y mantiene el bloqueo. Demasiados mediocres en la jugada.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También