Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ser de Vallecas... O no

Una cosa es el derecho a decidir y otra el guiso que está cocinando el Govern

Gonzalo Busqué

Whatsapp

Yo no vivo en Vallecas, yo vivo en una comunidad llamada Catalunya en la que los partidos gobernantes en la misma y desde hace muchos años, vienen ejecutando una política reaccionaria (neoliberal le llaman ahora) en contra de la mayoría social. Una comunidad en donde las recomendaciones de un gobierno en la sombra que nadie ha elegido, representado por la llamada Troika son aplicadas con el máximo rigor por aquellos que han esquilmado las arcas públicas en beneficio propio o en beneficio de aquellos que les mandan (léase los poderes finacieros). Unos actores en definitiva que no son más que la otra cara de una misma moneda en Barcelona o en Madrid, la de la eliminación de los derechos políticos y sociales y el empeoramiento de las condiciones de vida de la gente. Pues bien, esos personajes están embarcados en un proceso en el que la oposición es marginada y se atacan los principios democráticos al eliminar el debate parlamentario entre otras actuaciones discutibles política y jurídicamente, que no han dudado en saltarse a la torera (algo muy español y en lo que curiosamente coinciden con el PP) un consenso que abarcaba al 80 % de la población catalana, independentista o no, transversal en lo político y en lo social, y todo ello para imponer su «Hoja de Ruta hacia la independencia» del Estado español y en la que llaman a la participación en referéndum a los catalanes y catalanas el próximo día 1 de Octubre. 

Yo no vivo en Vallecas, yo vivo en Catalunya pero opino como Pablo Iglesias o Pablo Echenique, esto es, que «El 1-O puede ser una movilización legítima, pero eso no es un ejercicio del derecho a decidir mediante un referéndum con garantías y eficacia jurídica» por esa misma razón y porque no quiero legitimar la posición de los Pujol, Mas, o su heredero Puigdemont tal y como hacen otras fuerzas que la caverna mediática tacha de antisistema.

Podemos , siempre ha defendido su compromiso con la celebración de un referéndum democrático, pero este referéndum no puede definirse como democrático. Las declaraciones de Pablo Iglesias son coherentes con lo que Podemos ha sostenido siempre. Pronunciarse libremente a favor o en contra de la independencia es un derecho, pero ésta independencia a mi entender no puede ser el objetivo más inmediato, ya que requiere tanto de una mayor acumulación de fuerzas como de tejer alianzas con los sectores progresistas del estado para crear otra realidad política en España, aceptando también que la independencia puede no ser la única salida posible en el futuro. 

Una cosa es el derecho democrático a decidir, y otra es el guiso que el gobierno de la Generalitat está cocinando. Conmigo que no cuenten.

*Gonzalo Busqué. Secretario político del Consejo Ciudadano Municipal de Tarragona de Podemos/Podem

Comentarios

Lea También