Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sin novedad en el frente político

La encuesta del CIS no castiga las crisis internas ni del PSOE ni de Podemos y da por bueno el apoyo a la inacción política d Rajoy.

Whatsapp

El primer barómetro del CIS tras las últimas elecciones generales arroja algunos resultados cuando menos  inesperados. En primer lugar, el principio de que las crisis internas de los partidos son castigadas sistemáticamente por el electorado no se cumple en esta ocasión. Tanto el PSOE como Podemos, pese a la profunda crisis y a los enfrentamientos abiertos que padecen, no son castigados en las intenciones de voto de los ciudadanos. Más sorprendente resulta el hecho de que el político español mejor valorado en estos momentos es el presidente de la gestora que rige los destinos del PSOE, Javier Fernández. Evidentemente no hay que sacar este dato de la mera anécdota, sin duda propiciada por el  porte refinado y el talante discreto del también presidente de Asturias. Mayor reflexión merece el hecho de que el PP mantiene intactas sus expectativas de voto sin el menor desgaste significativo. Su inacción en Catalunya no es penalizada por el conjunto de los españoles, por lo que resulta difícil esperar que Mariano Rajoy modifique su política respecto al conflicto catalán. Es una mala noticia porque sólo el temor al dictamen de las urnas puede modificar la teoría marianista de que «a veces lo urgente es no hacer nada». Tampoco hay modificaciones en la previsión de resultados en Catalunya. Volvería a ganar En Comú Podem mientras ERC y el PDECAT, que por primera vez concurre con estas siglas, repetirían resultados.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También