Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Testigos de nuestra historia

´La Farga del Arión´, uno de los olivos milenarios del museo natural de Ulldecona, tendría 1.701 años
Whatsapp

Es un testigo vivo del paso de los siglos en el territorio pero no lo puede contar. ‘La Farga del Arión’, uno de los olivos milenarios del museo natural de Ulldecona, tendría 1.701 años. Un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid ha determinado esta datación, que la situaría en producción desde el siglo tercero después de Cristo. No muy lejos, discurre la antigua Vía Augusta romana. A los pies y protegida por unas pequeñas colinas, este olivo (reconocido desde hace veinte años como árbol monumental por la Generalitat) las ha visto de todos los colores. Por el territorio pasaron y seguramente la cultivaron romanos, árabes y cristianos procedentes de la Catalunya Vella, que llegaron para quedarse. Tampoco muy lejos está el castillo de Ulldecona, sede de la primera población que posteriormente bajaría a ocupar el valle. Ha sobrevivido a sequías y a heladas, como la devastadora del año 1956. Ytodavía hoy produce aceitunas fargas, con las que la familia propietaria de la finca, los Porta de la Galera, elaboran un aceite muy especial.

Hace una década, estos olivos monumentales estaban en peligro en el sur de las Terres de l’Ebre y el Maestrat. Muchos se arrancaron para ser transplantados en jardines ornamentales fuera del territorio. Eran tiempos de vacas gordas y se pagaban fortunas por ellos. Ahora todo ha cambiado. Algunos se siguen vendiendo, pero la mayoría de propietarios es consciente del patrimonio natural que suponen. A ello ha contribuido decisivamente el trabajo incansable de la Mancomunidad de la Taula del Sénia.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También