Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Totes les cartes del dia

Whatsapp

Mas debe dimitir

nArtur Mas, credibilidad cero. Pero lo más increible de todo es que un señor que ha sido conseller de obra pública, conseller de economía, conseller en cap con Jordi Pujol, secretario general de CDC, presidente de CDC y que era beneficiario de la cuenta que su padre tenía en Suiza cuando Mas era conseller de economía.

Artur Mas, hijo político de Jordi Pujol y su mano derecha dice que no sabía de las ITVs, del pago de comisiones, de la financiación ilegal de CDC, no sabe nada de la familia Pujol, ni de Prenafeta, ni de Millet. Artur Mas dice que él no sabía nada, que no se enteraba de nada, cuando estaba metido en el fondo de la cloaca de la corrupción de CDC, el Govern de la Generalitat y cuando la familia Pujol-Ferrusola se enriquecía brutalmente.

Yo no me creo ni una palabra. Pero si realmente no se enteraba de nada, entonces un personaje tan ingenuo o tan tonto no puede ser president de nada, y mucho menos de la Generalitat. Por tonto o por mentiroso, Mas debe dimitir urgentemente.

Andrés J. Moreno Cañizares

(Vila-seca)

¿Cómo puede ser?

Las personas tenemos el derecho a vivir dignamente en una vivienda y tener calidad de vida. Esto lo pone en la Constitución y en las conciencias humanas. El hecho de que los bancos ofrezcan pisos sociales es una buena solución para aquellos que no pueden pagar una hipoteca, porque no tienen dinero, pero si después el mismo banco le sube la cuota… es como si le pusieran la soga al cuello y tirasen de ella.

¿Cómo pueden tener la conciencia tranquila al ver que muchos se suicidan por quedarse sin un techo y sin trabajo para poder hacer frente a los pagos? ¿Cómo les queda el cuerpo al saber que algunos han robado, defraudado, llevándose el dinero fuera de España y se van de rositas después de ‘estar’ en la cárcel unos añitos? ¿Cómo puede ser posible que no den más tiempo para ayudar a estas personas en estado de depresión al verse en la calle, algunos con familia? ¿Cómo puede ser que las administraciones actúen con rapidez a la hora de desahuciar y lentos en hacer devolver los millones robados por políticos, banqueros y empresarios?

La sociedad ha perdido la credibilidad en los partidos políticos ante tanta injusticia. Suerte de los activistas en favor de los afectados, su labor es encomiable y muchas personas se sienten respaldada. A pesar de ello, si queremos evitar más desgracias, en las próximas elecciones tendríamos que tener en cuenta estos detalles porque con la vida de los contribuyentes no se juega.

Josepa Sarsal

(Tarragona)

First Lego League

El sábado 7 de febrero tuvo lugar, en el Tecnoparc de Reus, la First Lego League, la competición de robótica en la que participaron 22 equipos y más de 200 alumnos de distintas escuelas e institutos, la mayoría de nuestra provincia.

Presencié, como espectador, la competición de los robots y compartí con los participantes (niños y adolescentes) su emoción por hacerlo lo mejor posible con el objetivo de clasificarse y, así, poder participar, en Tenerife, a la siguiente fase del concurso en la que participarán un total de 28 equipos de toda España. Me emocioné cuando anunciaron a los ganadores. El 1er premio Fundació Scientia fue para el Impertarraco, del Instituto Martí i Franquès, de Tarragona, siendo el segundo premio BASF para el Insti- tuto Roseta Mauri, de Reus.

Lo más importante fue que, en esta fiesta de la ciencia y de la tecnología, y a pesar de la lógica rivalidad por ganar, en todo momento los participantes mostraron una serie de valores personales y cívicos (afán de conocimiento y de superación, una ambición bien entendida, capacidad de trabajar en equipo, respeto, compañerismo y afecto entre todos los participantes) de los que tal vez debiéramos tomar buena nota los adultos. Cordialmente.

Jaume Palau

(Reus)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También