Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Totes les cartes del dia

Whatsapp

Liquidación de cuenta

El banco donde tengo mi hipoteca y todos los recibos, el banco donde llevo casi treinta años, esa entidad bancaria a la que yo enviaba mi dinero cuando estaba en Holanda o en China, pues bien, ese banco me acaba de cobrar 64,78 euros en concepto de «liquidación de cuenta». ¿Qué es la liquidación de cuenta? Me explican que esto viene de arriba y tiene que ver con la normativa de la UE. Bla, bla bla.

El caso es que un ente abstracto llamado normativa entra en mi cuenta y me roba el dinero. Por el contrario, si yo como ciudadano, le robo ese mismo dinero al banco, al supermercado o a otro ciudadano, entonces me detiene la policía, me llevan detenido y quedo a la espera de juicio por hurto.

Lo que no puedo entender, es que los bancos con tantos estudios, con tantos asesores y ejecutivos tan bien pagados, aún no se han enterado que con la «liquidación de cuenta» lo que van a conseguir es la liquidación de clientes por falta total de confianza.

Andrés J. Moreno Cañizares

(Vila-seca)

Y dejó de ser poesía

Imagino que cuando algunas y algunos lean estas opiniones , me tildarán de machista, no me importa, pues al ser macho he de ser machista, como el que escribe en los periódicos es periodista, o el que juega al fútbol es futbolista.

Dicho esto, defiendo la igualdad de derecho, ni el nacimiento ni el sexo pueden tener privilegios, pero eso no implica que el macho y la hembra seamos iguales ni física ni psíquicamente, ¡por suerte! La desigualdad física es notoria, el cuerpo de la hembra es el elegido por la naturaleza para mantener vivo el futuro humano. A ellas en la antigua Grecia se les entregó la administración de los bienes, las ecónomas, mientras que ellos se dedicaban a guerrear o al pensamiento. Si recientemente Kretschmer en su morfopsicología determina que la aptitud psíquica del humano existe una correlación con su morfología, ¿qué diferencias psíquicas no habrá entre hembra y macho?

Ellas deslumbradas por el mundo del macho después de la industrialización, se incorporó al mercado laboral, abandonando su primera obligación «ecológica» la maternidad (la media del primer parto está en 34 años). Prosperó y ascendió como él hasta el nivel de incompetencia (según el principio de Peter), algún necio o necia inventó la paridad. Tantos-tantas, en contra del mejor, sean ellas o ellos, perdió su invencibilidad por las lágrimas y dejó de ser poesía, como decía Bécquer. «Me preguntas qué es poesía, poesía eres tú». Un sueño.

Pablo Martín de Madariaga

(Tarragona)

Joventut amb problemes

Aquests som nosaltres, éssers humans. No tenim res d’especial. Anem a escola o treballem, tenim amics, una família, practiquem esport. Cadascú és diferent. Som nois com tots vosaltres, però tenim una cosa en comú, tots som només víctimes. La societat és la responsable de tot això.

Ens odiem perquè alguns de nosaltres som molt baixos, d’altres molt alts, alguns amb sobrepès, o altres que voldrien pesar més. Som aquelles persones que es miren al mirall només per trobar-se defectes. El mirall ens odia. La bàscula ens odia. Entre nosaltres hi ha nois que han estat anorèxics o bulímics. Odiem el nostre cos. Nois a vegades amb famílies destruïdes, sense pare o sense mare, nois que s’amaguen. Amaguem els nostres talents. Entre nosaltres hi ha gent que sap fer riure la gent, gent que sap dibuixar, gent que sap escriure, a qui se li dóna bé l’esport.

Tots som bons en alguna cosa, però tenim massa por per donar-la a conèixer al món exterior. No estem fora del món, podríem ser el teu veí, el teu company/a de taula, el teu cosí. Les persones ens fereixen, fins a tal punt de no voler viure més i desaparèixer d’aquest món. Abans de dir alguna cosa pensa, perquè les paraules maten. Pensa-ho i fes alguna cosa per ajudar a construir una societat millor.

Xavi Llambrich Franch

(Deltebre)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También