Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Totes les cartes del dia

Whatsapp

Olvido lamentable

Leo en el Diari de Tarragona del 24 de julio, «Es injusto el olvido del atentado de 1996 en el aeropuerto de Reus», en referencia a una bomba que ETA explosionó causando 40 heridos, entre ellos la niña Irene Guinart, su madre, su abuela, y Juan José Mateos. No olvidemos tampoco las bombas en Salou, Repsol y Cambrils.

Recordemos los atentados en el resto de Cataluña: Barcelona, Vic, etc. Es sorprendente que la presidenta del Parlamento de Catalunya invitase a Otegui, un proetarra. Tanto ella como el Honorable President le estrechaban la mano, olvidando tanta agresión a Catalunya y sus ciudadanos.

En una ocasión, una localidad de la provincia invitó a un tal Idígoras (etarra) a visitarla. Por suerte, finalmente no vino. Comprendo a Irene Guinart, sus padecimientos. Yo sufrí a los 11 años un atentado con bomba; gracias a Dios no sufrí ningún daño, envuelto entre cascotes y polvo, pero es difícil de olvidar.

F. Ortiz de Pinedo Mendiluce

(Tarragona)

Básquet en la Rambla

Durante todo el pasado sábado se cerró el paseo central de la Rambla para que allí se jugasen unos partidos de básquet. Muchos viandantes optaban por el camino más corto, los parterres laterales.

No entro en consideraciones sobre la idoneidad del lugar para ese cometido. Pero no es admisible que el juego estuviera continuamente acompañado de música y locuciones por megafonía. Megafonía que no respetó ni los límites de decibelios ni el descanso entre las 14 y las 17 horas.

Si el deporte fomenta las relaciones sociales, este sábado hizo una excepción con el vecindario que durante todo el día hubo de sufrir tan insólito como innecesario complemento sonoro.

Julio Garzo Mata

(Rambla Nova de Tarragona)

Las murgas de la TAP

Cuando se remodeló la Plaza de Toros se hizo para que se convirtiera en un espacio cultural y lúdico polivalente y, entre otras actuaciones, se la cubrió con una cúpula de dos cuerpos a modo de una inmensa chichonera y se sellaron sus innumerables ventanas con carpintería metálica y doble acristalamiento para conseguir su insonorización.

Ahora bien, cuando hay un evento, probablemente porque no funciona el aire acondicionado, la parte superior de la cúpula se abre, con lo que sus características mencionadas desaparecen ipso facto. Este sábado pasado ha habido un espectáculo musical que se ha prolongado hasta las cuatro de la madrugada y su sonido sordo, ya que la parte baja de la cúpula hace efecto embudo y lo lanza hacia arriba, pero machacón y constante nos ha mantenido a los moradores del barrio en estado de vigilia.

Después, cuando las luces y sonidos se apagan, viene la evacuación del respetable, muy educado individualmente, pero en masa se olvida y sin darse cuenta de la hora, algunos salen clamando y berreando, otra media horita mas con suerte.

Y cuando Morfeo se apiada de ti, aparece la Brigada Municipal que a lo Panzer División toma las calles y las barre, riega, pule, da brillo y esplendor (va por ti, Rubianes), para que al día siguiente los perritos en su paseíto dominical, se puedan defecar en ella con total asepsia. Bueno, no me quejo, ya sé que vivir en sociedad genera molestias que hay que soportar, pero me pregunto que los que al día siguiente deben madrugar, que opinarán de las Murgas de la TAP.

Albert Ortega

(Tarragona)

Con Trump lo nunca visto

Al excéntrico multimillonario Donald Trump, discutido y discutible incluso para quienes le presentan, no se le puede identificar de forma clara con los valores tradicionales del viejo partido republicano. Es el espejo de una parte de la sociedad estadounidense marcada por la insatisfacción, confusa y temerosa ante el futuro, que busca mensajes simples y fuertes, y que refleja más un desencanto que una nueva propuesta.

El aire extraño que se respira en los Estados Unidos no permite descartar nada en este momento. La paradoja la ilustran algunos sectores republicanos que a esta hora oscilan entre la abstención y el voto a Hillary, cualquier cosa menos apoyar a su propio candidato. Lo nunca visto.

Pedro Garcia

(Sant Feliu de Guíxols)

Batussa immerescuda

El reconegut seny de La Plumilla se m’ha anticipat. Volia fer quatre ratlles a Josep Ramon Correal per donar-li ànims després de la batussa rebuda immerescudament. El món ha de reconèixer que l’opinió de qualsevol periodista no és irrebatible, però tampoc el criteri del lector disposa de la veritat absoluta.

Pau Òdena

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También