Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Totes les cartes del dia

Whatsapp

El neguit del Camí

El neguit o angúnia forma part de la nostra vida quotidiana i n’hi ha de molts tipus i magnituds diferents.

El neguit domèstic que el relaciono en l’entorn proper. Els fills que arriben fora d’hora, el que no estudia prou, el que se’n va a viure a les antípodes, el o la que ni, ni.., i el tens d’okupa intermitent a casa. Exemples tots ells de baix perfil. A la vessant política, és millor no comentar.

A la fi he trobat la sortida, almenys parcial i transitòria, El Camí de San Jaume. Tot caminant i compartint esperit i matèria, coneguts i estranys passen ser una mateixa comunitat que lluny de les trifulgues inútils, s’apleguen a passar ho el millor possible.

Això sí, sempre dins un ambient de bona harmonia i companyonia. Tots els neguits fossin com els neguits del Camí.

Jordi Vidal

(Tarragona)

La verdad sobre el Saloufest

Señora Lourdes Camps Carmona, ¿usted ha estado en esas fechas en Salou?, ¿ha estado alguna vez en Salou?

Quiero hacerle saber, señora Lourdes, que cuando destrozan no es precisamente en esas fechas. Y que quien no quiere venir más es la agencia que los traía, para su información.

Yo con mis propios ojos he visto como los guías recogían de la playa lo que se dejaban los estudiantes, yo con mis propios ojos he visto como una reportera de Antena 3 les han dado una botella de vodka para que enseñaran el culo y así etcétera, etcétera. Y por esa regla de tres tendríamos que echar a más del cincuenta por ciento de los turistas que vienen a Salou, me explico: despedidas de solteros/as el día de San Juan, la semana vasca y todos los fines de semana de temporada alta. Cuando venga usted a Salou, si viene, lo verá todo escrito en ruso, bueno si vive en Barcelona, los verá a todos en su ciudad, brillan por su simpatía y amabilidad. Se lo dice alguien que lleva casi cuarenta años en estas labores. Siga usted con las suyas y déjenos en paz.

Manuel Cabrera

(Salou)

Las dos Catalunyas

Hoy día, a principios del s. XXI, cuando, a pesar de los muchos problemas que aquejan a las sociedades actuales, se aspira a una unidad, a una sociedad de encuentros, de hermanamiento, aquí, en nuestra tierra, nos encontramos con, al menos, dos Catalunyas.

Una, la política, dominada, casi, por los independentistas, donde su único objetivo es la ruptura, el distanciamiento, y la que utiliza cualquier excusa para resaltar que buenos somos aquí y que mal lo hacen y que poco nos quieren fuera (en el resto de España).

La otra Catalunya, la real, la que cada día va al mercado, la que en que su mesa, junto a los ricos productos de nuestras comarcas, pone otros sabrosos productos de tierras más allá del Ebre: los pimientos de Padrón, los mejillones de Galicia, las sardinas del Cantábrico, los kiwis de Asturias, el ternasco de Aragón, la morcilla extremeña, el jamón de Teruel y tantos otros productos que nos alegran el paladar.

La otra Catalunya, que negocia con sus vinos y cavas, enviándolos al resto de la ‘piel de toro’.

La otra Catalunya, que envía sus jamones a curar a tierras frías de Teruel o Soria.

La otra Catalunya, que ve salvada su temporada con los turistas aragoneses, riojanos, navarros, vascos, madrileños, porque el turismo ruso ya no nos llega.

Esta es la Catalunya real, la de muchos, la que día a día nos dice que sí, que España está presente en nuestra realidad y que nos necesitamos unos a otros.

Sr. Puigdemont, Sr. Junqueras, entérense, no nos llenen de falacias y reconozcan que lo que ustedes tanto predican nos lleva a un empobrecimiento social y económico tremendo, donde únicamente vivirá (bien) gente como ustedes que tienen la vida resuelta. ¡Ah! No nos vengan con victimismos. Problemas hay en todos los sitios. ¡Abran los ojos!

Luis Herrero Carabantes

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También