Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Totes les cartes del dia

Whatsapp

¿En qué ciudad vivimos?

Iba yo hace unos días por la calle cerca de El Cortes Inglés y una señora me paró, preguntándome si yo era el que había colgado el cometario de los excrementos de perro en Facebook, le respondí que sí y me puntualizó que ella tiene perro, pero que recoge puntualmente sus excrementos.

La felicité y comentemos, que todo el mundo debería de hacer lo mismo.

Ya nos despedíamos, cuando me dijo, pero debería de hacer otro escrito-comentario, cuando pueda, sobre la suciedad de nuestra ciudad, colilla, escupitajos, contenedores de basura y sus plataformas, excrementos de pájaros, palomas y de seres humanos, etc., pues es vergonzoso, por no decir otra palabra. Respondí, que lo haría si me era posible.

Al cabo de cinco días, el viernes, día 3, a las 11.20 horas, yo personalmente he tenido un accidente, al tropezar en la av. María Cristina - esquina Estanislao Figueras, con la plataforma de unos contenedores de basura, soterrados, que sobresalía del suelo 10 cm, por suerte las heridas no han sido graves, pero si dolorosas.

Lo que me ha acelerado a escribir esta carta al director, para manifestar abiertamente mi disconformidad y creo la de muchos más ciudadanos, en lo referente a la limpieza de nuestra ciudad y el importe que pagamos (los ciudadanos, no el Ayuntamiento, que es el simple tramitador)

Quiero ser objetivo y para mí hay dos culpables: la Administración, Ayuntamiento que es «incapaz» de solucionar y contratar unos servicios adecuados para tener una ciudad mínimamente limpia, y los ciudadanos, habitantes que no tenemos la mínima conciencia cívica para mantener una ciudad que sea ejemplo de una buena conciencia ciudadana.

Yo, bajo mi humilde opinión, le rogaría al concejal responsable del departamento de limpieza lo siguiente:

Primero, que se tomara 10 días (creo suficientes) para darse una vuelta por nuestra ciudad y comprobar lo que estamos comentado. Segundo, que se desplazara a otras ciudades, no muy lejanas y viera o copiara, la pulcritud de las mismas, con presupuestos inferiores (algo mal se hace en Tarragona).

Qué lástima que el alcalde Ballesteros no haya puesto en marcha un plan de educación ciudadana de cara a los habitantes, también responsable de este problema. En fin, me pregunto: ¿en qué ciudad vivimos? Y me tengo que responder, en la que no queremos que sea y siga así.

Por favor seamos conscientes «todos» y cambiemos «Ya», la imagen reprobable de nuestra querida Tarragona.

Josep Muñoz i Gràcia

(Tarragona)

Desconectar los móviles o dejarlos en la habitación

Los jóvenes no compran prensa desde hace tiempo –y los no tan jóvenes, como bien comprueban los propietarios y directores de prensa escrita–, porque leen lo que quieren en internet. Pero es que tampoco ven la televisión en casa con sus padres, pues prefieren descargarse películas, programas, vídeos «virales», intercambiar mensajes por las redes sociales, y es cierto que llegan a ser adictos a internet.

Internet es apasionante, pero requiere afrontar el desafío para no quedarse fuera del mercado de trabajo ni favorecer el aislamiento familiar. No debe sustituir la plácida conversación familiar comiendo o de sobremesa, y –como ya sucede– se pacta incluso desconectar los móviles o dejarlos en la habitación, o no contestar de momento a los WhatsApp. El «whatsapeo» ya produce situaciones cómicas, y también hay que calmar a los nerviosos que esperan que contestemos inmediatamente un WhatsApp.

Domingo Martínez Madrid

(Baños de Valdearados)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También