Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

¿Un candidato independiente?

La hipótesis de un primer ministro independiente no puede plantearse ahora cuando las elecciones ya se dan por hechas

Whatsapp

La posibilidad de un candidato independiente para desatascar la ituación política que vive España ha sido manejada en diversos análisis antes de que Albert Rivera lanzara su propuesta. La posibilidad existe, pero no parece muy razonable plantearla ahora, cuando los principales actores políticos ya están aparentemente convencidos de que hay que ir a elecciones y cuando la ciudadanía se ha resignado a una clamorosa pérdida de tiempo político, que, en el mejor de los casos, consumirá siete u ocho meses de inestabilidad y provisionalidad. La hipótesis de un primer ministro independiente, elegido para sacar al país del impasse que no se ha conseguido zanjar de otra manera, debería dejarse en la reserva para recurrir a ella, si acaso, tras el 26J, si tampoco entonces las fuerzas políticas son capaces de encontrar una fórmula de gobernabilidad. Esta hipótesis desagradable no puede rechazarse de antemano por la sencilla razón de que, por razones obvias, lo razonable es que los resultados del 27J no sean muy distintos de los del 20D. Por supuesto, los electores ponderarán el comportamiento de las formaciones políticas durante estos meses, su disposición o no a cumplir el mandato de las urnas -que era de negociación. flexibilidad y pacto-, pero no sería lógico que las inclinaciones ideológicas variaran grandemente en un corto periodo de tiempo. Y si la correlación de fuerzas termina siendo semejante, es claro que no podemos ir a otras elecciones.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También