Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Una ducha fría en medio de la pandemia: la reforma laboral

La reforma laboral que se haga no será la de Bildu y Podemos, pues los dos partidos, con el PSOE, no tienen mayoría parlamentaria
 

Salvador Aragonés

Whatsapp
Salvador Aragonés

Salvador Aragonés

No teníamos suficiente con la pandemia, la cual ha colocado a nuestra economía bajo mínimos, sino que ha venido, a causa de la quinta prórroga del Estado de Alarma, otro duro golpe con el acuerdo tripartito entre PSOE, Podemos y EH Bildu por el que se deroga «completamente» la reforma laboral del 2012. 

Nadie lo ha entendido, ni los empresarios, ni los sindicatos, ni los otros partidos, incluso partidos que han apoyado al gobierno en esa prórroga del Estado de Alarma. Los empresarios, la CEOE, rompe el diálogo social con el gobierno.

La cuestión no es ésta, sino lo que es capaz de hacer el PSOE de Sánchez con tal de sacar adelante sus objetivos

Los sindicatos airados porque se anuncia una medida laboral sin pactarla con ellos. El PNV se ve engañado y da un duro aviso a Sánchez por colar el acuerdo con Bildu por la puerta de atrás. Igual que Ciudadanos. Los editoriales de los medios de comunicación hoy son unánimes en condenar este acuerdo, que el jueves aireaba con orgullo Arnaldo Otegui: Pedro Sánchez, han venido a decir los medios, no tiene credibilidad, no es serio. La oposición, en este caso del PP y Vox, se ha subido por las paredes. 

La pregunta es sencilla: ¿Un minúsculo partido (con solo cuatro diputados del total de 350) puede cambiar la reforma laboral solo a cambio de dos semanas más de Estado de Alarma? Pero es más, Sánchez ya ha dicho que quiere alargarlo hasta final de junio. Y nos preguntamos ¿qué más va a vender a los nacionalistas e independentistas vascos y catalanes? Cuando los demás países europeos de nuestro entorno están abriendo sus fronteras para el turismo, como Italia, Francia, Alemania… ¿por qué España tiene que ser distinta y pedir un confinamiento a los extranjeros que llegan? 

Cada vez entiende menos la gente de lo que está combinando este gobierno bipartito de coalición, creando inseguridad jurídica en medio de una pandemia, atemorizando a las empresas que están con ERTE, y anulando cualquier atisbo de contratación de personal por parte de cualquier empresa. Es un sinsentido. ¿Ignora Pedro Sánchez lo que pretende Bildu, los amigos y socios de Esquerra Republicana? Y ahora ¿quién votará los presupuestos? ¿Qué dirá el gobierno a Bruselas? Pedro Sánchez es imprevisible, y eso daña y mucho a la economía.

Tras las divisiones registradas en el gobierno de coalición, salió el viernes la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, para echar agua al áspero vinagre del día anterior y decir que el “diálogo social” no está roto, que la contrarreforma laboral se hará hablando con todos. ¡Pero si ya está dicho: la derogación de la reforma laboral! ¿Con qué se la va a sustituir? No se sabe.

La derogación de la reforma laboral pone en solfa no solo la credibilidad de Sánchez, sino el mismo acuerdo de investidura, y por lo tanto la estabilidad de este gobierno cuya debilidad ya es tan manifiesta. Hacer experimentos políticos en medio de la pandemia, y que afectan a una columna vertebral de la economía y de nuestro bienestar, no funciona. Estamos verdaderamente preocupados.

Después del acuerdo tripartito PSOE-Podemos-Bildu, con muchas prebendas debajo del acuerdo para vascos y navarros, hay que peguntarse qué habrá prometido Pedro Sánchez al PNV, a Esquerra Republicana, a Ciudadanos en los distintos pactos, entre otros la investidura. No lo sabemos.

De todas formas, la reforma laboral que se haga no será la de Bildu y Podemos, pues los dos partidos, con el PSOE, no tienen mayoría parlamentaria. Pero la cuestión no es ésta, sino lo que es capaz de hacer el PSOE de Sánchez con tal de sacar adelante sus objetivos. 
 

Salvador Aragonés. Periodista y profesor emérito de la UIC y exdirector de Europa Press de Catalunya

Temas

Comentarios

Lea También