Dos millones

| Actualizado a 03 diciembre 2021 16:52
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Catalunya va hacia los ocho millones de habitantes. Pues de ellos –según Salvador Grané, director de Càritas Diocesana–, hay dos en riesgo de exclusión social. Es decir, uno de cada cuatro ciudadanos vive en la pobreza o en sus lindes.

Como un colchón que amortigua el golpe si uno cae al vacío, las entidades del Tercer Sector ayudan a que la caída no sea tan dura. La Administración debe apoyar a quienes paran el golpe, pero no puede desentenderse de políticas de fondo.

¿Qué puede hacer? Quitar obstáculos al empadronamiento, a los permisos de trabajo, a la regulación migratoria, asegurar un ingreso mínimo vital, favorecer planes de ocupación y el alquiler de viviendas. Que no haya quien pague 700 euros a una mafia por vivir en un local ocupado que acaba incendiándose.

Comentarios
Multimedia Diari