Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Ca l’Ardiaca requiere una actuación urgente

    14 febrero 2024 19:50 | Actualizado a 15 febrero 2024 14:00
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Tarragona tiene un grave problema con el mantenimiento de algunos inmuebles sin uso. Quizá, por la importancia del edificio, el caso de Ca l’Ardiaca sea uno de los más paradigmáticos. Ubicada en el Pla de la Seu, en el corazón de la Part Alta, la antigua rectoría de la Catedral es un palacio medieval en cuyo interior acoge trazas históricas desde la época romana hasta la reconstrucción de que fue objeto en el siglo XIX para arreglar los destrozos que sufrió en la Guerra del Francés. En él estaba proyectado un hotel de lujo, pero la empresa promotora que ostenta su propiedad, Desarrollos Arbe, no ha movido una piedra durante años para que el proyecto coja forma, con lo que el resultado de tanta desidia es que el edificio se halla en un deplorable estado de abandono; lleva una década apuntalado y con un andamio que protege a los peatones de posibles desprendimientos.

    La burocracia en estos casos es farragosa, lenta y complicada, pero hay que actuar para proteger el edificio y para evitar males mayores

    Ayer el Ayuntamiento de Tarragona y la Generalitat anunciaron que han empezado a actuar de forma inmediata y subsidiaria en Ca l’Ardiaca ante el derrumbe de parte de la cubierta, detectado en los últimos días. Las actuaciones se realizan con el objetivo de evitar más daños en el inmueble y garantizar la estabilidad del edificio y el mantenimiento de los elementos con valor patrimonial, como yeserías y pinturas, que están sufriendo mucho por las filtraciones de humedades. Se da la circunstancia de que el consistorio ha requerido en varias ocasiones a la propiedad que actúe para garantizar su conservación, sin éxito. Incluso en el pasado mandato el equipo de gobierno estudió realizar una expropiación forzosa. El actual consistorio quiere convertir la casa en un parador nacional. El temor de los ciudadanos es que la actuación llegue demasiado tarde y Tarragona pierda ese inmueble. Como tantos otros que están también en mal estado y que cualquier día pueden originar una tragedia. La burocracia en estos casos es farragosa, lenta y complicada, pero la actuación se torna urgente y necesaria, tanto para proteger los edificios como para evitar males mayores.

    Comentarios
    Multimedia Diari