Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    El peligro de que Putin ganase la guerra

    18 febrero 2023 17:51 | Actualizado a 19 febrero 2023 07:00
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Dentro de unos días se cumplirá un año de la invasión de Ucrania. Muy pocos la esperaban y nadie anticipó sus enormes consecuencias globales. El conflicto ha costado miles de vidas, ha complicado la recuperación económica tras la pandemia y ha acelerado la rivalidad entre la alianza chino-rusa y el bloque occidental, que ahora incorpora a importantes países de la región del Pacífico.

    Europa ha despertado de un largo ensimismamiento geopolítico. La reacción tanto de la Unión Europea como de sus Estados miembros ha sido muy positiva. Queda no obstante mucho por hacer para que Europa se transforme en un actor de peso en cuestiones de seguridad y defensa y pueda proyectar eficazmente sus valores y proteger su modo de vida.

    El dictador ruso no tiene rivales ni contestación interna y puede sacrificar aún más vidas, así como la prosperidad de su país

    El conflicto se acerca a un momento crítico: ambos contendientes lanzan ofensivas para cambiar la dinámica de una guerra capaz de cronificarse muchos años. La temida fatiga europea, acompañada de divisiones y bloqueos internos, puede llegar finalmente si Estados Unidos no ayuda más a un continente que sufre mucho más que ellos las consecuencias del expansionismo ruso. El único asunto que une a republicanos y demócratas en política exterior es la rivalidad con China y la necesidad de contener su ascenso como superpotencia.

    Sobre Rusia, los republicanos tienden a pensar que Europa debe hacer más. La mayoría de la población norteamericana no percibe al régimen de Vladímir Putin como una amenaza. Un buen número de estadounidenses aceptarían un final de la guerra con concesiones territoriales a Rusia. Pero un Putin crecido y con sensación de victoria, después de la humillación por la que ha pasado este primer año de guerra, sería muy peligroso para la vecindad europea. El dictador ruso no tiene rivales ni contestación interna y no dudaría en sacrificar aún más vidas y la prosperidad de su país.

    Comentarios
    Multimedia Diari