Energúmenos en un campo de fútbol

| Actualizado a 12 octubre 2021 06:08
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

«Te voy a violar», «súbete la camiseta para enseñarme las tetas y el culo», «se os nota el tanga», «vamos al vestuario y te violo», «vamos a violar a todo tu equipo» o «tu madre me la chupa». Son algunos de los comentarios que tuvieron que soportar las jugadoras del equipo de fútbol del filial del Osasuna, menores de edad, en el partido que jugaron en Santander ante el Nueva Montaña por parte de «cinco chicos subidos a la valla del campo», según recogió la árbitro en el acta.

Desgraciadamente en el fútbol, como en la propia vida social, siguen produciéndose insultos y amenazas de índole sexual. Y, también por desgracia –porque es una desgracia que esto ocurra a estas alturas–, tenemos la obligación de volver a denunciarlo, de mostrar toda nuestra solidaridad y apoyo a las agredidas y expresar la más enérgica condena contra estos energúmenos que no deberían tener cabida en un espectáculo deportivo –ni de ningún otro tipo-.

Y es el que el fútbol, el deporte en general, sobre todo el femenino, afortunadamente en auge pese a individuos como los autores de estos improperios, es sinónimo de sana diversión, de compañerismo incluso entre rivales, de aplausos, de abrazos, de sonrisas… Y permaneceremos vigilantes para que siga siendo así, sin permitir que cuatro machistas maleducados y acomplejados insulten a nuestras chicas.

Comentarios
Multimedia Diari