¿Era necesario castigar al tejido comercial y las pymes?

Ahora nos hemos visto afectados por la maldita guerra provocada por Putin
 

| Actualizado a 26 marzo 2022 13:02
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Como continuación al artículo publicado en este espacio la semana pasada, y en relación al precio desproporcionado y abusivo de las energías que ya viene incrementándose desde hace meses y ahora hemos visto afectados por la miserable y maldita guerra provocada por el señor Putin en su invasión a Ucrania...

Por cierto, ¿era necesario tener que castigar al tejido empresarial del comercio y las pymes durante diez largos y asfixiantes días, provocando que muchos fabricantes y empresas que forman parte de la cadena de alimentación hayan tenido que paralizar su producción en alimentos esenciales, por el paro al que algunos transportes han provocado y afectado a las cadenas de distribución, teniendo las estanterías de los comercios y supermercados de alimentación de nuestro país vacías y con falta de productos esenciales para las familias, provocando una sensación de miedo, preocupación y obligando por ello a las compras compulsivas de muchas familias para no quedarse sin productos, y ahora, justamente ahora, deciden que si, que ya toca y ayer se reúnen durante catorce horas y acuerdan la solución mediante una batería de propuestas.
Señores del Gobierno, señores políticos, ¿ustedes creen que esto es un juego? ¿Ahora si es necesario y antes no?  Después de escuchar sus comentarios, parece que se rían ustedes de la grave situación que estamos viviendo.   
Ya informamos que en cuanto a lo que tiene que ver con el precio actual de la luz, que pagamos, estos ya han generado un beneficio de 76.659 millones de euros que se llevaran las grandes compañías energéticas. Y yo me pregunto, ¿tanto beneficio injusto no puede beneficiar en parte a un precio más justo de la energía?

También mencionamos la alerta que desde la patronal veníamos denunciando que el encarecimiento de los carburantes y el gas está hundiendo constantemente los márgenes de parte del tejido empresarial catalán y ello puede traducirse en la pérdida de 320.000 empleos en  un brevísimo espacio muy corto de tiempo. Recordemos que esta cifra equivale al 9% de los ocupados en Catalunya.

No puedo olvidarme de la petición que nuestro presidente, Antonio Cañete, hizo llegar a la ministra Calviño en el sentido de alargar los plazos en los pagos de los créditos ICO, que afectan a más de 50.000 pymes en Cataluña y que su continuidad peligraba, dado que en abril y mayo vencen la carencia de la mayoría de los créditos con aval del Estado y finalmente la ministra ha alargado los plazos de los créditos ICO.

No podemos olvidarnos de los plazos en los pagos que las grandes empresas del mosaico aplican en el tiempo a las pymes no respetando para nada los plazos legales establecidos y que impunemente se saltan, provocando graves problemas en la mayoría de las veces insalvables para las pequeñas economías, fuente principal de contratación de nuestro país. De ello hablaremos la próxima semana.

Comentarios
Multimedia Diari