Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    La letra con sangre no entra

    24 febrero 2024 19:26 | Actualizado a 25 febrero 2024 14:00
    Álex Saldaña
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Cuando yo era pequeño aún regía en la escuela aquella máxima que rezaba «la letra, con sangre entra». Y doy fe de que algunos de mis maestros la aplicaban con rigor. Reglas de madera –también alguna de metal–, borradores voladores e incluso una vara de avellano, además de los consabidos tortazos y ‘capones’ con los nudillos eran habituales en aquellas clases.

    Pero, afortunadamente, eran otros tiempos, felizmente superados. Sí, ya ven que, a pesar de los nostálgicos, no necesariamente tiene validez aquello de que cualquier tiempo pasado fue mejor.

    Hoy ponerle la mano encima a un alumno es un error que se paga caro. Que se lo digan a esa profesora de Puertollano (Ciudad Real) que ha sido condenada a pagar una multa de 720 euros por un delito de lesiones leves por dar una torta a un niño de cuatro años diagnosticado de hiperactividad.

    Los hechos ocurrieron en una clase cuando la maestra, harta de la actitud del menor, reaccionó propinándole una bofetada. Para asegurar que tendría el efecto deseado, le agarró los brazos con la otra mano.

    Como consecuencia del golpe, el niño sufrió un hematoma en un pómulo y una ligera excoriación en el cuello. La resolución judicial reconoce que el comportamiento del niño no era el más adecuado, pero considera que la reacción de la docente «no tiene justificación alguna».

    Es verdad que el trabajo de una maestra es muy estresante y que hay niños impertinentes capaces de hacer perder los estribos al mismísimo Job, pero no es menos cierto que los profesores han de tener herramientas y saber manejarse para mantener la paz en el aula sin tener que recurrir a la violencia. Porque no, el axioma de que la letra con sangre entra, además de cruel, tampoco era tan cierto.

    Comentarios
    Multimedia Diari