Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Disparar con pólvora del Rey

| Actualizado a 05 agosto 2022 06:00
Pere Lluís Huguet Tous
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Los antiguos arcabuceros de los tercios españoles debían sufragar con su paga la pólvora de sus arcabuces. Ello provocaba que fueran muy cuidadosos en no desaprovechar un disparo, afinando en cada una de sus andanadas. Solo en contadas ocasiones, o con motivo de ciertos asaltos, la pólvora era suministrada por el Rey, lo que inmediatamente provocaba que se disparara con mayor ligereza sin ajustar tanto el tiro. De todo ello viene la expresión «disparar con pólvora del Rey», que en el ámbito de la política significa gastar el dinero de las arcas públicas con cierta o mucha ligereza.

En nuestra querida España del siglo XXI parece que nuestros políticos han recibido un buen lote de pólvora del Rey y se dedican a disparar con gran ligereza, siendo conscientes que no se les descontara de la paga. Y ciertamente estos últimos meses tenemos innumerables ejemplos de esa ligereza en el uso de los fondos públicos, sin importarles la grave crisis, ya serán los españoles los que deberán ajustarse el cinturón o quitarse la corbata, porque ellos a lo suyo, a gastar la pólvora del rey.

No hace muchos días conocimos que la ministra de igualdad, aquella que llamaba casta a todos los que no comulgaban con sus planteamientos de gestión de lo público, se fue de excursión a EEUU con su grupo de «compis». Y como no podía ser de otro modo, para alguien de la izquierda ecologista y feminista, se fue con el Falcon oficial pilotado por militares del Ejército del Aire que, como todos sabemos, es la manera más ecológica e igualitaria de viajar. Por si todo ello no fuera suficiente, nuestra flamante ministra se entrevistó con políticos norteamericanos, de tercer, cuarto o ningún nivel. En visitas oficiales, lo habitual entre países aliados, es que el homónimo reciba al visitante, pues bien, ningún secretario de departamento, que es su equivalente en EEUU, recibió a nuestra ministra. No obstante, y quizás para celebrar tan exitosa visita oficial decidieron acudir, como si de un grupo de fin de curso se tratase, a Times Square, el icono del capitalismo, para hacerse la correspondiente selfi que inmortalizara tan bonita excursión. Eso sí es disparar con pólvora del Rey, aunque sea con espíritu republicano.

Urge regular, con la misma eficacia que se quiere imponer a los españoles, las medidas de austeridad, el uso de los medios oficiales

Y más recientemente, la Ministra de Igualdad ha sido nuevamente noticia por la difusión de una extraña campaña, adjudicada por 85.000 euros y según parece subcontratada a otra empresa por cerca de 5.000 euros, donde parece que se han robado las imágenes de las modelos sin su consentimiento. El ridículo hecho por el Ministerio Español ha tenido eco en medios internacionales, como consecuencia de que las modelos defraudadas eran de diferentes países. Un nuevo ejemplo de la ligereza en la utilización de los recursos públicos.

Quizás, nuestra Ministra de Igualdad no hace más que seguir el ejemplo de nuestro también flamante Presidente del Gobierno, quien el pasado viernes nos pidió a todos los españoles medidas para el ahorro de energía ante la importante crisis energética que se avecina, instándonos a quitarnos la corbata y ser austeros con el gasto de energía, para acto seguido salir de la rueda de prensa y, con toda desfachatez, coger el helicóptero oficial para trasladarse a la base aérea de Torrejón, que dista solo 25 kilómetros de la Moncloa, gastando aproximadamente 180 kilos de preciado queroseno. Esto si son verdaderas medidas de ahorro energético.

Pero recordemos que es habitual que nuestro presidente se traslade con Falcon a diferentes lugares, en los que siempre hay alguna reunión sin mayor trascendencia política, para así justificar el traslado en el conocido avión, y así poder luego asistir a conciertos o cualquier otro sarao, declarando después secreto oficial el coste del viaje. Como pueden comprender esto, más que disparar con pólvora del Rey es tomarnos el pelo a todos los españoles, pero, sigamos...

El pasado Consejo de Ministros ha aprobado una serie de normas de obligado cumplimiento para los Españoles al objeto de proceder al ahorro de energía. Esas medidas que nos obligarán a pasar calor o frio, según la época, en nuestras oficinas o locales de negocio, solo impone sacrificios a los ciudadanos españoles, ninguna medida de austeridad ha aprobado el Consejo de Ministros que afecte al gasto energético de los políticos, ninguna.

Y recordemos que en España hay 36.512 vehículos oficiales, que solo con establecer un uso más racional ahorrarían seguramente más que algunas de las medidas tomadas que afectan a los españoles. En este país no hay político o alcalde que se precie que no tenga su coche oficial. Hasta nuestro alcalde de Salou tiene el suyo, quizás esté aprendiendo de su tocayo Pedro Sánchez, a disparar con pólvora del Rey y cuyo partido le va a dar cobijo en las próximas elecciones.

Por muy presidente del gobierno que sea uno, las vacaciones se las paga cada cual. Al final añoraremos las vacaciones de su antecesor en Sanxenxo!.

En definitiva todo me parece una inmensa tomadura de pelo, ya hemos mencionado la salida en helicóptero de Pedro Sánchez de la Moncloa, pero aun es más grave que, terminado el Consejo de Ministros que impone esas medidas de sacrificio a los españoles, nuestro presidente ha optado por iniciar sus vacaciones con su amado Falcon y trasladarse junto a su familia a Lanzarote, donde pasará unos días en la casa-palacio de La Mareta propiedad del Estado.

Pero como eso le sabe a poco, debía completar las vacaciones con unos días en Palacio de las Marismillas, en Doñana, también propiedad del Estado, trasladándose nuevamente desde Canarias a Andalucía, no con un vuelo comercial, sino con su Falcon, junto con todo su sequito, seguridad etc. Para finalizar y nuevamente regresar con el Falcon a Madrid, donde dará por terminadas sus vacaciones.

Todo ello sumará un total de 20 días de vacaciones, con traslados, servicio y palacios en un “todo incluido” a costa del erario público. Sinceramente, como puede tener la inmensa caradura de pedir austeridad a todos los españoles y lanzarse a una vacaciones a costa de todos nosotros, y sin un atisbo de ahorro energético. Urge regular, con la misma eficacia que se quiere imponer a los españoles, las medidas de austeridad, el uso de los medios oficiales. Por muy presidente del gobierno que sea uno, las vacaciones se las paga cada cual. Y va ser que al final añoraremos las vacaciones de su antecesor en Sanxenxo!.

Comentarios
Multimedia Diari