Vietnam y Camboya, dos perlas turísticas en el sudeste asiático

| Actualizado a 27 septiembre 2018 09:09
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Viajar a Vietnam y a Camboya es una magnífica opción para aprovechar mejor la fantástica experiencia que supone conocer el sudeste asiático. Dos destinos turísticos diferentes e increíbles en un mismo viaje, pero fácilmente accesibles ya que son fronterizos. En apenas una hora de avión se puede viajar de Vietnam a Camboya o viceversa.

Precisamente, algunas agencias de viaje especializadas, como es el caso de Directia Travel, te proponen viajes a Vietnam que puedes personalizar a tu gusto. Y una opción muy recomendada, sin ir más lejos, es un viaje combinado de Vietnam y Camboya. Aquí puedes ver algunos ejemplos de viajes a Vietnam y Camboya.

Viajar a Vietnam

En los últimos años, el auge del turismo en Vietnam ha sido espectacular. Un destino que llama poderosamente la atención de los viajeros por lugares tan singulares como la bahía de Along, la ciudad imperial de Hue, las pagodas, los paisajes de los bosques de arrozales o los pueblos de montaña de Tonquín.

Ho Chi Minh, Hanoi y Hue

Ho Chi Minh, la ciudad más poblada y dinámica del país, es conocida como la Perla del Lejano Oriente. Merece la pena destacar de ella los muelles, el bazar Ben Thanh y, sobre todo, el barrio chino de Cholon. Para los amantes de lo cultural, nada mejor que visitar el Museo de Historia y el templo Thien Hau.

La belleza de Hanoi no solo está en sus pagodas, sus barrios y monumentos, sino también en su entorno. La ciudad está situada a los pies del Petit Lac y cerca del delta del Río Rojo. Un lugar en donde la naturaleza se funde con rincones tan emblemáticos como el Mausoleo de Ho Chi Minh, el antiguo palacio del gobernador Doumer y el Museo Etnográfico.

La visita imprescindible a Hue es en barco a través del llamado río de los Perfumes. Una ciudad dividida entre el casto antiguo y la zona colonial y que cuenta con algunos de los monumentos más importantes del país: la ciudad imperial, la pagoda de la Dama Celeste, las tumbas reales de los Nguyen o el parque del emperador Tu Duc.

La costa de Vietnam

Cada vez son más los turistas que se decantan por quedar embriagados ante la belleza de la costa de Vietnam. Una de sus imágenes más icónicas es la de la bahía de Along, un laberinto de más de 2.500 islotes rocosos de formas insólitas y que se esparcen a través de una superficie de 1.550 kilómetros cuadrados.

Vietnam cuenta con más de 3.000 kilómetros de costa ideales para pasar unas vacaciones inolvidables. Los destinos más recomendables son Vung Tau, Phan Tiet y Nha Trang, aunque en los últimos años los viajeros han puesto de moda la isla montañosa de Phu Quoc y sus playas de arenas blancas.

Para disfrutar al máximo de la costa de Vietnam, nada mejor que hacer un crucero por el litoral del mar de la China Meridional. Una travesía que nos lleve no a solo disfrutar de innumerables paisajes, sino también a hacer un recorrido por los atractivos culturales de las ciudades costeras.

Viajar a Camboya

Un buen número de turistas que acuden a Camboya lo hacen atraídos por la enigmática belleza de los templos de Angkor, antigua capital del imperio Jemer y uno de los lugares más visitados del mundo. Sin embargo, este país ha abierto definitivamente sus puertas al turismo y ofrece una serie de rincones que no has de perderte.

Phnom Penh, la capital de Camboya, fue conocida en su tiempo como la París de Oriente. Situada a orillas del río Mekong y el lago Tonlé Sap, vuelve a renacer como antaño gracias a monumentos como el santuario de Vat Phnom, la Pagoda de Plata y el Palacio Real, que alberga figuras de Buda de esmeralda y oro.

Angkor y el paisaje de Camboya

El yacimiento arqueológico de Angkor fue construido entre los siglos VIII y XVI. Sus templos están esparcidos por toda la selva, siendo el más reconocido el de Angkor Vat, la muestra más prestigiosa del arte jemer. Un lugar sencillamente inolvidable y plagado de santuarios y torres que no te dejarán indiferente.

El paisaje de Camboya está repleto de bosques de bambúes, saltos de agua y tierras rojizas. El turismo tiene aquí la oportunidad de visitar algunos de los poblados de etnias minoritarias que viven en este país, especialmente los que se sitúan en la región de Ratanakiri, en la frontera con Vietnam.

Lo cierto es que un viaje combinado a Vietnam y Camboya es una oportunidad única y diferente. El exotismo de ambos países y la especial belleza de sus paisajes conforman un cóctel de cultura y naturaleza difícil de igualar. Una aventura en donde pondremos a prueba nuestro carácter espiritual y en el que sencillamente quedaremos maravillados.

Comentarios
Multimedia Diari