Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Absuelto un acusado de abusar sexualmente de su pareja durante cuatro días

El fiscal pedía para el acusado nueve años de prisión por este delito y 20 meses por amenazas
 

Diari de Tarragona

Whatsapp
La mujer fue examinada el 5 de junio de 2014 en el Hospital Sant Joan de Reus por una ginecóloga y el médico forense

La mujer fue examinada el 5 de junio de 2014 en el Hospital Sant Joan de Reus por una ginecóloga y el médico forense

Un hombre que se enfrentaba a casi once años de prisión por presuntos abusos sexuales y amenazas hacia su compañera ha sido finalmente absuelto por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Tarragona. Se da la circunstancia de que procesado y denunciante conviven actualmente y además están esperando un hijo en común, según recoge la sentencia.

El acusado –de nacionalidad marroquí– y su compañera han venido manteniendo una relación de pareja desde aproximadamente 2003, con convivencia y proyecto en común, aunque con esporádicas rupturas de escasa duración temporal.

El acusado negó las agresiones y relató que la relación de pareja era buena, pero que ella se enfadaba y discutían porque él volvía ebrio del trabajo

Pese a las rupturas, y concretamente a fecha de los hechos denunciados –junio de 2014– convivían. La mujer fue examinada el 5 de junio de 2014 en el Hospital Sant Joan de Reus por una ginecóloga y el médico forense, sin que le fueran detectadas lesiones, ni en la zona genital ni en el resto del cuerpo. Por ello, no ha quedado acreditado que los días 1, 2, 3 y 4 de junio el acusado mantuviera relaciones sexuales en contra de la voluntad de ella ni que los días 2 y 4 de junio además la amenazara.

La pieza clave de la acusación era el testimonio de la mujer. Sin embargo, se acogió a su derecho de no declarar contra su pareja, a lo que el fiscal formuló su protesta al entender que no era procedente en este caso. Y es que la mujer, en abril de 2013, estaba personada en la causa como acusación particular, aunque se apartó del procedimiento el 4 de mayo de 2015. 

El acusado negó las agresiones y relató que la relación de pareja era buena, pero que ella se enfadaba y discutían porque él volvía ebrio del trabajo, así como que ella era la que normalmente buscaba mantener relaciones sexuales.

Ante la falta de pruebas incriminatorias, los magistrados absolvieron al hombre y dejaron sin efecto las medidas cautelares.

Comentarios

Lea También