Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alerta vecinal por la okupación de diez pisos en el centro de Reus

Los vecinos se sienten inseguros porque su presencia va en aumento. Los Mossos se personaron el martes y abrieron diligencias por ocupación ilegal a tres familias de etnia gitana que viven en distintos pisos de un bloque de la calle Joan Coromines

F.G.

Whatsapp
Imagen de las calles Corredor del Gas y Joan Coromines. Foto: DT

Imagen de las calles Corredor del Gas y Joan Coromines. Foto: DT

Preocupación entre los vecinos que viven en el Corredor del Gas de Reus y sus aledaños por la llegada de okupas en distintos bloques de la zona. Desde el pasado mes de junio se han ocupado varios pisos, los tres últimos la semana pasada. El principal foco se encuentra en la calle Joan Coromines, donde distintas familias se han hecho con diez viviendas, según calculan los propios residentes de esta zona cercana al tanatorio municipal. Esto, añaden, supone que todo un bloque estaría ocupado de forma ilegal y, otro, parcialmente. 

De hecho, varias patrullas de los Mossos d’Esquadra se personaron este martes en la calle Joan Coromines para identificar y abrir diligencias por ocupación ilegal a las últimas familias que habían ocupado tres pisos del bloque número 4. Tras la actuación se invitó a los ocupantes a dejar las viviendas. Al parecer así lo hicieron en un primer instante, aunque unas horas después regresaron para forzar de nuevo las puertas y ocupar las viviendas. 

Desde los Mossos d'Esquadra no ofrecen más información al respecto ni si podría estar actuando algún grupo organizado, ya que el perfil de los ocupantes es todo de familias de etnia gitana. Eso sí, afirman que tanto ellos como Guàrdia Urbana de Reus tienen abierta una investigación y que enviaron las diligencias abiertas el martes a los juzgados de Reus.

Estado de la puerta principal de uno de los bloques de pisos de la calle Joan Coromines. Foto: DT

Por su parte, los vecinos explican que se sienten preocupados e inseguros ante una situación que crece semana tras semana. Sin ir más lejos, explican que la presencia de okupas en Joan Coromines parece que vaya en aumento. También denuncian que se han arrancado los carteles donde se podía leer que las viviendas estaban en venta y que ya se han producido destrozos por la zona. También han comprobado como los ocupantes de estos pisos 'pinchan' la luz de la calle o de otros bajos.

Según ha podido saber el Diari, los distintos bloques de la calle Joan Coromines son propiedad de una entidad bancaria, fueron construidos hace unos 10 años y están equipados para poder ir a vivir. Desde su construcción habrían estado vacíos a excepción de un bloque donde residen dos familias. 

Temas

Comentarios

Lea También