Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alumnos y profesores del Institut Baix Camp de Reus se encierran para defender el referéndum

Una treintena de personas ocuparon el colegio electoral de forma pacífica. Los Mossos inspeccionaron el local pero no actuaron

Francesc Gras

Whatsapp

Reus despidió este viernes la campaña para el referéndum con una jornada frenética que terminó con una masiva pegada de carteles y una treintena de personas encerradas en el interior del Institut Baix Camp para impedir su clausura antes del domingo. Profesores y alumnos del centro educativo se irán turnando hasta que llegue el día de la votación para defender el referéndum. Mientras tanto, tienen previsto organizar distintas actividades, actos festivos y populares. Uno de los primeros será una paella prevista para este mediodía para un centenar de personas.

La ocupación del colegio electoral se llevó a cabo de forma pacífica después de que los alumnos del turno de noche finalizarán las clases poco antes de las 22h. El acto también contó con un gran número de activistas proreferéndum que quisieron apoyar el encierro hasta el final. 

Entre todos ellos se encontraba la concejal de la CUP, Marta Llorens, que fue la persona identificada por los Mossos d’Esquadra. Los agentes inspeccionaron la zona y hablaron con el director del instituto pero no actuaron. Eso sí, tal y como está ocurriendo en distintos puntos de la geografía catalana, levantaron acta y comunicaron que en el interior del instituto no se podían llevar a cabo actividades relacionadas con el 1-O y que los ocupantes tenían que abandonarlo antes de las 6h del domingo. 

En otro colegio electoral, en este caso en la escuela Teresa Miquel i Pàmies, un grupo de jóvenes miembros del SEPC llegó sobre las 9h cargado con mochilas y sacos de dormir. Allí acamparon para pasar la noche y evitar el precinto del centro educativo. En el lugar ya les esperaban vecinos de la zona del Passeig Miseircòrdia que les recibieron con los brazos abiertos. 

En su caso, este grupo de estudiantes venía procedente del Institut Salvador Vila-seca donde se había programado una convocatoria popular que reunió a unas 300 personas. No obstante, ésta se disolvió rápidamente ante la imposibilidad de acceder al interior del centro. A lo largo de este sábado han programado frente al colegio un conjunto de actividades como un vermut musical, una comida popular e, incluso, una sesión de cine al aire libre. En el resto de colegios electorales tranquilidad. Aún así, señalar que en el colegio Joan Rebull de la avenida 11 de Setembre está previsto que el patio de la escuela esté abierto durante todo el día para los padres y madres. 

#EmpaperemReus

Las calles del centro de la ciudad quedaron inundadas de nuevo con carteles con motivo del acto unitario de final de campaña. Como ha sido habitual a lo largo de estos últimos días en que se han organizados pegadas de carteles, el acto contó con centenares de personas y se desarrolló en un ambiente reivindicativo y cívico. 

Sólo se registró un momento de tensión cuando los activistas llegaron frente al Hotel Gaudí, donde se hospedan los agentes de la Policía Nacional desplazados a Reus. Allí se produjo un rifirrafe dialéctico entre los agentes que se encontraban en sus habitaciones y los independentistas. Un intercambio de gritos, cánticos y reproches que no fue a más. 

Más allá de todos los actos que  tendrán lugar este sábado, para este mediodía está prevista una concentración frente al Ayuntamiento de Reus, organizada por la Fundación para la Defensa de la Nación Española, en contra del referéndum y la independencia.

Temas

Comentarios

Lea También