Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Combatir el incivismo, el objetivo de los barrios de Reus

Mas Iglesias y Mas Abelló quieren más puntos de luz para evitar actos vandálicos. En el primer caso, se ha optado por presentar por escrito al Ayuntamiento la reclamación

Montse Plana

Whatsapp
En Mas Abelló, el Ayuntamiento cambiará los puntos de luz ubicados en los porches –la mayoría rotos– por farolas.  FOTO: Alba Mariné

En Mas Abelló, el Ayuntamiento cambiará los puntos de luz ubicados en los porches –la mayoría rotos– por farolas. FOTO: Alba Mariné

Falta de luz e incivismo. Esta es la relación que desde muchos barrios se hace ante reiterados actos vandálicos. Según las cifras que presentaba este viernes el Ayuntamiento de Reus referentes al incivismo, «sólo un 15% de las quejas vecinales recibidas en 2019 estuvieron relacionadas con cuestiones de inseguridad». A pesar de que el porcentaje sea relativamente bajo, aquellas zonas que sufren a diario este tipo de actos –la mayoría, barrios de la periferia– se muestran muy preocupados y ponen el foco en la oscuridad de algunas calles y plazas, además de reclamar más vigilancia policial. Ejemplo de ello es el barrio Mas Iglesias. Viernes por la tarde se reunieron prácticamente un centenar de vecinos en una asamblea convocada por la Associació de Veïns el Roserar para, precisamente, exponer las preocupaciones. «Droga, prostitución, incivismo en general. Estos fueron algunos de los puntos que los vecinos aportaron como mayores preocupaciones», expresa el presidente Francesc Jornet. Y una cosa tiene muy clara el barrio: «Falta luz en algunas calles y también en el parque, que está a oscuras. Esto propicia que los incívicos actúen», detalla Jornet. 

Los vecinos de Mas Iglesias denuncian el aumento de actos incívicos, como la rotura de retrovisores. FOTO: Alba Mariné

El presidente vecinal recuerda que ya hace tiempo que se arrastra un problema de drogas en las calles del barrio. «Habíamos denunciado que se veían movimientos delante del Roseta Mauri, pero ahora la práctica se ha extendido», destaca. Por otro lado, explica que, últimamente, alguien se dedica a romper retrovisores de coches y que los destrozos de mobiliario urbano son constantes. De hecho, a principios de año, unos jóvenes quemaron parte de un tobogán y rompieron bancos.

«Es un constante y, cada vez, vamos a peor», se denuncia desde el barrio, que también critica la falta de limpieza y los ruidos nocturnos que sufren los vecinos de la zona del McDonald’s. Ante esta situación, los vecinos han decidido actuar. El primer paso será presentar por escrito al Ayuntamiento de Reus todas sus peticiones: reforzar los puntos de luz, más presencia policial, cerrar el parque, mejorar la limpieza y ubicar pasos de cebra elevado en las calle de Maria Aurèlia Capmany y de Jaume Vidal i Alcover, «por donde los coches circulan a mucha velocidad», se añade desde el barrio. «Si no obtenemos respuesta, el siguiente paso será presentar firmas y, sino, emprender otras acciones», avisa Jornet.

Nuevas farolas en Mas Abelló

Otra zona donde el incivismo y el vandalismo están en el orden del día es en Mas Abelló. Aquí, la falta de luz es también visto como uno de las principales causas de ciertas actitudes. Hace tiempo que gran parte de luces ubicadas en los porches de los edificios no funcionan, porque, al estar a poca altura, las han roto. «Pero hemos hecho un paso muy importante. El Ayuntamiento está redactando el proyecto que permitirá sustituir estos puntos por farolas, con lo que ganaremos en seguridad, sin duda», expresa el presidente de la asociación Primer de Maig, Eduardo Navas. Además, destaca que, últimamente, se ve más policía en el barrio. «La luz representará un punto de inflexión», exclama Navas. Cabe recordar que, en este barrio, la mayoría de repartidores a domicilio se niegan a entrar en sus calles a raíz de la problemática generada.

Temas

Comentarios

Lea También