Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Crean seis espacios nuevos para perros distribuidos por Reus

Asimismo, el consistorio será contundente con las conductas incívicas de los propietarios y mantiene las multas
Whatsapp

Tras las numerosas reivindicaciones de los propietarios de perros de disponer de más espacios habilitados en la ciudad para sus mascotas, el Ayuntamiento ha creado seis zonas nuevas «de higiene para perros», los llamados ‘pipicans’, que se han distribuido a lo largo del núcleo urbano de la ciudad. Se trata de espacios de entre 20 y 50 metros cuadrados de arena y delimitados por una valla con el objetivo de que los animales puedan hacer sus necesidades sin entorpecer la convivencia con el resto de vecinos de Reus.

Los seis nuevos puntos están ubicados en la calle del Vapor Vell, Closa de Freixa (al lado del parking de la área de Sant Benet), hay otro en la calle del Escorxador (adyacente al aparcamiento de la área Salvador Vilaseca), un tercero en la plaza Morlius, de cerca de 30 metros cuadrados, donde ayer el alcalde de Reus, Carles Pellicer, y el concejal de Via Pública y Medi Ambient, Hipòlit Monseny, presentaron la media docena de espacios. Otra zona para perros se encuentra en la plaza del Baluard y finalmente el pipican con una mayor superficie en la calle de Sant Lluís, esquina con la calle de Sant Pancraç, que llega a los 50 metros cuadrados.

Un seguimiento de limpieza

Una de las quejas más frecuentes entre los vecinos que no tienen perro pero que igualmente pasean por las calles de Reus, son la conductas incívicas por parte los propietarios de perros que no recogen los excrementos de su animal de compañía.

Para evitar esta situación, los servicios de limpieza municipales harán un seguimiento específico y programado del estado y condiciones en que se encuentran estos espacios habilitados pero a su vez, el Ayuntamiento de Reus recuerda a los usuarios que están obligados a hacer un uso responsable, lo que significa llevar el perro atado y recoger sus excrementos.

En este sentido, para facilitar la recogida de los restos de los animales, en los próximos días la concejalía de Vía Pública y Medi Ambient empezará a distribuir bolsas de plástico de pequeño formato. Unas bolsas que los reusense podrán encontrar en los diferentes centros cívicos de los ciudad.

Sanciones de hasta 1.500 €

El alcalde aseguró que el gobierno municipal será contundente con las conductas incívicas de los propietarios de los perros e insistió en que las sanciones por no recoger los restos de los animales pueden ascender a los 1.500 euros. «No queremos más excrementos en la vía publica y seremos duros a través de la Guardia Urbana con las infracciones que se cometan. Creemos que con los nuevos espacios para perros facilitamos las cosas a los propietarios y les pedimos responsabilidad», aseguró Pellicer.

También zonas de recreo

Por otra parte, está previsto también habilitar cuatro grandes «zonas de recreo y liberación para perros». Se tratan de espacios cerrados donde las mascotas pueden hacer ejercicio con seguridad. Dos de ellos ya están en funcionamiento en la plaza de Joaquim Sorolla, (en la avenida Falset), y otro en la calle de Maria Aurèlia Capmany (en Mas Iglesias).

Los otros espacios estarán ubicados en la calle de Vilafranca del Penedès, que está en construcción y que sustituirá el del barrio Horts de Miró (en la calle del Canonge Bové) y finalmente el de la calle Pare Manyanet que tiene esta ubicación provisional a la espera de la adecuación del espacio definitivo en el parque Gandhi.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También