Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Crece la presencia policial en Sant Josep Obrer ante el repunte de delitos

Mossos d’Esquadra y Guàrdia Urbana han puesto en marcha un operativo preventivo conjunto para evitar acciones delictivas 

Mònica Just

Whatsapp
La zona de Mas Pellicer ha registrado numerosos actos vandálicos este verano, hecho que ha levantado una gran preocupación vecinal. Foto: A. Mariné

La zona de Mas Pellicer ha registrado numerosos actos vandálicos este verano, hecho que ha levantado una gran preocupación vecinal. Foto: A. Mariné

El barrio Sant Josep Obrer ha pasado un verano complicado. La situación llegó al límite. La inseguridad crecía cada vez más y los vecinos se sentían indignados ante actos vandálicos que les acechaban prácticamente a diario. El punto álgido llegó a mediados de agosto con la quema del coche del presidente de la Associació de Veïns Primer de Maig, Eduardo Navas, además de varios episodios de agresiones a vecinos a plena luz del día y desperfectos en las marquesinas de la parada de autobús. La situación también alertó a los cuerpos de seguridad, que iniciaron un operativo preventivo en la zona. 

Según confirman fuentes de los Mossos, fue hacia mediados de agosto cuando pusieron en marcha un operativo conjunto con la Guàrdia Urbana para tratar de prevenir hechos delictivos en general.

Se había detectado un repunte. Y desde entonces es más habitual ver a agentes uniformados patrullando por zonas como la de Mas Pellicer. Según confirman fuentes de los Mossos, fue hacia mediados de agosto cuando pusieron en marcha un operativo conjunto con la Guàrdia Urbana para tratar de prevenir hechos delictivos en general. Los vecinos aseguran que se han producido algunas detenciones. Pero los Mossos puntualizan que no son más de las habituales. Y que las cifras se han mantenido en la misma línea. 
 

Alivio entre los vecinos
Los vecinos se sienten aliviados. «Hace días que detectamos que hay más presencia policial. Hay más movimiento y arrestos», señalan varios residentes en la zona. En su día lamentaban que las patrullas pasaban en coche y que apenas vigilaban. Pedían que hicieran algo más. Que dedicaran más esfuerzos a vigilar un barrio que es estaba descontrolado y una situación que había llegado al límite. «Pero la verdad es que los agentes ahora pasean por la zona, pasan por los porches. Y se ha notado mucha mejora en cuanto a seguridad. Esperamos que no sea una acción puntual y que se mantenga en el tiempo», señala Eduardo Navas.

La duración del operativo no está establecida. Pero de momento la idea es de que siga adelante. Según afirman desde los Mossos, a día de hoy no hay fecha fijada para poner fin a este dispositivo policial conjunto. Su intención es mantenerlo porque se ha detectado que da buenos resultados.

Los vecinos celebran que haya más agentes por la calle y piden que no sea algo puntual

«Hacía falta la presencia de más agentes de la policía, porque si la gente que delinque los ve, entonces ya no hace nada», añade Navas.

Mientras la situación trata de volver a su buen cauce y la gente camina de nuevo hacia la normalidad, en Sant Josep Obrer siguen a la espera de la puesta en marcha de las cámaras de vigilancia en la zona de Mas Abelló. Las cinco cámaras se ubicarán a lo largo de la calle Mare de Déu de Puigcerver enfocando a los cinco pasajes con nombres de ‘Mare de Déu’ y cubrirán una distancia máxima de cien metros. El Ayuntamiento adjudicó los trabajos a la empresa Telnet Sistemas 2008 SL por 43.747,92 euros, y la idea es que los equipos entren en funcionamiento durante este otoño.

El contrato contempla tanto el suministro del material como la instalación y configuración del sistema, de acuerdo con la arquitectura propuesta y los requerimientos técnicos, compatible con el sistema municipal de gestión de cámaras de vía pública.

El movimiento vecinal saldrá a la calle el 9 de septiembre

La Federació de Veïns de Reus (FAVR) condenó públicamente y de forma «radical» el ataque que sufrió Eduardo Navas, líder vecinal de Mas Pellicer, y que se manifestó en la quema de su vehículo. Es por ello que el movimiento vecinal de la ciudad ha decidido unirse y salir a la calle para mostrarle su apoyo y condenar los actos incívicos. Lo hará el próximo sábado 9 de septiembre a las 12 horas, delante del local social de la Associació de Veïns Primer de Maig. Los vecinos reivindicarán que «los barrios también son de Reus». E insisten en que «No podemos permitir que nuestros barrios sufran más actos incívicos que ponen en peligro la seguridad de nuestros vecinos y vecinas».

Temas

Comentarios

Lea También